Buenos Aires, 26/07/2017

¿Por qué es importante sacarse los zapatos al ingresar a la casa?

Existe una razón científica para dejar los zapatos en la entrada de nuestra casa, y tiene que ver con la salud

(CABA) Vayamos a donde vayamos, el calzado es una constante en nuestras vidas. Sin embargo, en ciertas culturas, como la japonesa, eso de usar los mismos zapatos en la calle y dentro de casa está muy mal visto.

Este caso en particular responde a ciertas creencias místicas que han quedado como un poso cultural, pero también existe una razón científica para dejar los zapatos en la entrada de nuestra casa, y tiene que ver con la salud.

Los investigadores de la Universidad de Arizona descubrieron una preocupante realidad. En las suelas del 96% de nuestros zapatos hay un promedio de 421.000 tipos de bacterias diferentes.  Algunas de estas bacterias son Klebsiella pneumoniae (causante de infecciones en el tracto urinario), Serratia vicaria (culpable de ciertas infecciones respiratorias) y diferentes tipos de E. coli (la bacteria de moda en todos los informativos de medio mundo y que proviene de “ya sabéis dónde”).

Las E. coli puede causar problemas digestivos bastante graves y, en casos más severos, provocar daños renales irreversibles y potencialmente letales. ¿Cómo llegan las E. coli a tus zapatos? Principalmente por los restos de materia fecal que se encuentra en los suelos de los baños públicos y en las aceras de las calles.

 

Curiosamente, los de los baños públicos tienen alrededor de 1.000.000 de bacterias por cm2, mientras que el asiento del W.C. tiene unas 25 bacterias por cada cm2.

Durante el estudio, no solo se encontraron bacterias en los zapatos, sino que se descubrió que estas viajan grandes distancias utilizando las suelas como medio de transporte. La transferencia de las suelas de los zapatos al suelo de nuestros hogares es de entre un 95% y un 99%.

Otros estudios han llegado a la conclusión de que otras toxinas como las que contienen los herbicidas para el césped, el alquitrán la gasolina y otros productos químicos presentes en el agua de lluvia pueden adherirse también a los zapatos. Aunque el riesgo de que estos tóxicos produzcan enfermedades es relativamente pequeño, su acumulación en nuestros hogares puede ser perjudicial. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario