Buenos Aires, 22/09/2017, edición Nº 1773

Hubo una asamblea en la Cazona de Flores por el taller textil

Anoche vecinos y talleristas denunciaron la situación que se vive en el barrio.

(CABA) “Otro incendio en un taller textil. Otra vez mueren niños atrapados entre las llamas”, lamentaron anoche desde la Cazaona de Flores, donde se organizó una asamblea abierta para discutir la problemática que afecta al barrio y ayer se cobró la vida de dos nenes de siete y diez años.

Como en 2006, cuando se incendió un taller de la calle Luis Viale en el que murieron dos costureros y cuatro niños, ahora también a causa de un incendio, murieron dos niños de 7 y 10 años y sus padres quedaron internados por quemaduras”, reflexionaron entre vecinos, talleristas y activistas.

El trabajo migrante en el sector textil es clave en la economía actual y alimenta todos los segmentos de la cadena de valor. También en otros sectores fundamentales como la producción de frutas y verduras en las quintas del conurbano. Este trabajo queda invisibilizado o estigmatizado mediáticamente y por las grandes marcas. O impensado cuando sólo se lo etiqueta como “trabajo esclavo”. No se trata sólo de víctimas. Sino de trabajadores migrantes que construyen su derecho a la ciudad e impulsan activamente la economía local. Es necesario abrir públicamente esta discusión y construir formas de autodefensa y organización”, rescataron durante la asamblea en Flores.

flores

Comentarios

Ingresa tu comentario