Buenos Aires, 25/07/2017

Horror en una escuela de Almagro: un alumno abusó de otro en el baño

Un chico de doce años habría agredido sexualmente a otro de siete. La madre de la víctima dice que el colegio quiso ocultar el caso.

(CABA) Un grupo de padres de alumnos de la escuela N°11 Provincia de Jujuy protestaron esta mañana frente a la institución para denunciar al menos dos casos de abuso sexual ocurridos en el baño del establecimiento. Además, aseguran que las autoridades de la institución, ubicada en el barrio de Almagro de la Capital Federal, protegen al acusado, un chico que asiste a sexto grado, por provenir de una “buena familia”.

Según relató Carina, madre de una de las víctimas, el agresor, que tiene doce años, invitó a su hijo de siete a participar de un perverso “juego de poder” en el baño de la escuela. “El lunes 3 de abril, cuando mi nene volvió a casa del colegio, ya no era el mismo. Lloraba constantemente y se hizo pis y caca antes de dormir”, comentó la mujer a un móvil de Canal 26.

Si bien el menor aseguró que estaba mal por haberse golpeado la nariz tras una caída, su madre no le creyó y fue a la escuela en busca de respuestas. “La maestra me dijo que no sabía nada. Como mi hijo siguió con un comportamiento extraño, decidí consultar con un psicólogo, que me recomendó hacerle una revisación”, agregó Carina, quien llevó al nene al hospital Durand.

Como los médicos descartaron lesiones anales, la mujer volvió a interrogar a su hijo. Y ahí el chico le dijo la verdad: “Jugamos a un juego. (El agresor) me puso el ‘pitilín’ en la cara y en la boca. Me quiso agarrar y salí corriendo”.

Furiosa, Carina fue a denunciar la situación ante las autoridades del colegio. Pero no encontró el apoyo que esperaba. “La respuesta de la directora fue ocultar todo para ‘no dañar a mi propio hijo’. Y la psicóloga me pidió que pensara en el daño psicológico que le podía generar al abusador si todo salía a la luz. Ni siquiera lo suspendieron. Mi hijo no quiere volver al colegio”, contó la mujer.

Aunque le pidieron que mantuviera el caso en secreto, Carina hizo una denuncia formal en la comisaría N° 11 y el caso quedó ahora en manos de la fiscalía N° 3. Además, contó el abuso con detalles en el grupo de WhatsApp de padres de la institución, donde le comentaron que un hecho similar había ocurrido el año pasado en el mismo lugar.

MG

FUENTE: CLARÍN

Comentarios

Ingresa tu comentario