Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Horacio Verbitsky, el último opositor

Hace un par de semanas, cuando en lo mas encumbrado del Gobierno nacional todo era furor por el nuevo Papa Francisco, el periodista dedicó sus columnas dominicales para refrescar las denuncias contra Jorge  Bergoglio por su supuesta relación con la dictadura. Ahora,  Verbitsky se opone a la limitación contra las cautelares. (Ciudad de Buenos Aires) En su columna de hoy en el diario Página/12, el periodistas y titular del Centro...

Hace un par de semanas, cuando en lo mas encumbrado del Gobierno nacional todo era furor por el nuevo Papa Francisco, el periodista dedicó sus columnas dominicales para refrescar las denuncias contra Jorge  Bergoglio por su supuesta relación con la dictadura. Ahora,  Verbitsky se opone a la limitación contra las cautelares.

verbitsky parabuenosaires.com

(Ciudad de Buenos Aires) En su columna de hoy en el diario Página/12, el periodistas y titular del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbitsky, planteó que limitar las cautelares es “de dudosa constitucionalidad”.

Verbitsky consideró que el proyecto de ley del Gobierno sobre esta materia “afecta la tutela judicial de los derechos de los más desprotegidos” y “afecta la tutela judicial efectiva de los derechos de los sectores más desprotegidos y colisiona con la Convención Americana de Derechos Humanos”, sostuvo.

Para Verbitsky, la batería de proyectos destinados a una reforma judicial que envió el Gobierno al Congreso son “consecuencia del bloqueo a la ley de servicios de comunicación audiovisual que el Grupo Clarín logró mediante medidas cautelares”.

En tanto a este último punto, el periodista considera que se trata de una medida eficiente cuando se trata de relaciones de contenido patrimonial entre el Estado y las empresas, aunque destaca que en muchas situaciones “las medidas cautelares amparan derechos fundamentales de personas o grupos sociales (…) de modo de garantizar derechos en condiciones de igualdad”.

“No es aceptable equiparar las cautelares en casos meramente patrimoniales, en los que el Estado suele ser la parte más débil de la relación, con aquellas que pueden oponerse a ciertos actos estatales violatorios de derechos fundamentales a favor de personas o colectivos indefensos”, asevera el director del CELS.

Por último considera que “Si el problema es el Grupo Clarín no hay por qué desamparar a los condenados de la tierra”..

Comentarios

Ingresa tu comentario