Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

La Rambla de Mar del Plata y sus 30 artistas “a la gorra”

Los turistas que llegan a la ciudad pasan por allí aunque sea una vez y se detienen en las escalinatas para observar a los artistas callejeros.

(PBA) Mar del Plata tiene playa y mar, teatros y shopping , casinos y bingos, pero si hay un lugar que agrupa todo eso es La Rambla. La mayoría de los turistas que llegan a la ciudad pasan por allí aunque sea una vez en sus vacaciones y todos se detienen en las escalinatas que forman una imporovisada tribuna para observar a los artistas callejeros, verdaderos golondrinas que llegan para trabajar a la gorra en verano, mientras que el resto del año vuelan por todo el país.

Desde Playa Popular hasta el Hotel Provincial hay más de 30 artistas en actividad. Los primeros shows arrancan al mediodía. Por más buenos y convocantes que sean, los más nuevos deben pagar el “derecho de piso” de atraer a la gente en el horario pico del sol a pleno. Ese es el caso de Sebastián Bootz (39) –en Facebook se lo puede encontrar como Sebastián Rodrigo–, que con una voz grave casi privilegiada le rinde homenaje a Ricardo Arjona y llena su platea de señoras de más de cuatro décadas. El espectáculo arranca a las 12 y se estira hasta las 14. El encargado de realizar el tributo llegó desde Banfield en diciembre y se quedará hasta finales de febrero: “Yo tengo mi público, la gente pregunta cuando arranco y acá se quedan”, dice. Pocos saben que el resto del año el hombre es mecánico de autos.

Hace dos años que está en La Rambla y dice que hay que llevarse bien con el resto de los artistas, que al público hay que convencerlo: “Yo cada vez que termino mi rutina quedo afónico”.

rambla artistas2

Siempre pasa algo en este lugar custodiado por los dos lobos marinos de cemento. Es como una cartelera, pero en vivo. Cuando el sol cae, la familia Salas es quien toma el control del centro del sitio. Ellos se hacen llamar ‘Famitang’ y bailan tango y folclore. Son de La Plata y recorrieron el mundo con su permormance. De hecho para este verano les ofrecieron viajar a Europa, pero ellos a Mar del Plata no la cambian: “Estamos hace 23 años consecutivos. No hay manera de irnos de acá”, cuenta Patricia, que junto a su marido Marcelo y su hija Magalí brindan el show: “Antes nos acompañaban nuestros otros hijos más grandes, pero ya se fueron a trabajar por su cuenta”.

El sol ya se hundió en el mar y el frío volvió, pero hay alguien que roba aplausos. Fabián Moscoso (40) -conocido como ‘Paquito’- combina humor con piruetas de circo y define a la zona como “el teatro Cervantes de los actores de la calle”. Mendocino él, cuenta que cada temporada que arranca besa las escaleras de lo que es su platea y le pide un buen año: “El arte de la calle no morirá nunca”, expresa.

Rueda de gente. Las camperas ya salen de las mochilas, caen algunas gotas del cielo. Llegó la hora de pasar la gorra y el humorista lo pide de manera sutil: “Tengo una enfermedad terminal. Se llama matrimonio, no saben lo que es, te seca de a poco”. Todos vuelven a reir y el show termina. ‘Paquito’ no se agranda aunque una pequeña fama lo acompaña: se saca selfies con el público después de cada espectáculo. NR

rambla artistas

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario