Buenos Aires, 25/03/2017

Hay casi diez denuncias diarias por amenazas de trapitos en la Ciudad

El dato fue provisto por la Fiscalía porteña. El barrio de Palermo, que concentra la mayoría de bares y boliches, encabeza el ránking. Casi ninguna termina en condena.

(CABA) El año pasado se registraron en la ciudad 9,5 denuncias por día por amenazas de los cuidacoches. Pero casi ninguna terminó con una condena efectiva. Entre la falta de acción policial y las dificultades para probar la exigencia de dinero, los trapitos siguen actuando impunemente, y tras ellos las mafias y barrabravas que los apañan.

El dato fue provisto por la Fiscalía General de la Ciudad. El año pasado recibieron 3.464 denuncias por infracción al artículo N° 79 del Código de Contravenciones, que determina multas de $ 200 a $ 400 o uno a dos días de arresto para quien “exige retribución por el estacionamiento o cuidado de vehículos en la vía pública sin autorización legal”. Si se comprobara que detrás hay una organización, la sanción es del doble para quien la encabece. Pero el problema es que se vuelve muy difícil comprobar que hubo una exigencia y no un simple pedido de una propina por cuidar el auto.

El barrio más afectado fue Palermo, con 915 denuncias, básicamente por el accionar de los trapitos en los circuitos de boliches y restoranes. En segundo lugar estuvo Belgrano, con 627 denuncias, también por los cuidacoches de las zonas gastronómicas pero especialmente por los que actúan en los alrededores de la cancha de River. La Boca, con 465, fue el tercer barrio, por los trapitos que están en los alrededores de La Bombonera los días de partido. Y Puerto Madero quedó cuarto, con 317, principalmente por los cuidacoches que se ubican más cerca de la Costanera Sur.

Para la Justicia, el problema de los cuidacoches es doble. “El tema de fondo es la ausencia del Estado. En general hay corrupción y connivencia de la policía. El otro problema es que la norma, como está redactada, se vuelve autoinmune: sólo se puede penalizar la exigencia de dinero, lo que en realidad más que una contravención debería ser tomado como delito de extorsión o amenazas, y además para acreditarla hacen falta testigos y otros medios de prueba. Por eso es casi nula la cantidad de causas que terminan en sanciones, que de por sí son bajas. Es necesario prohibir la mera actividad”, explicó Luis Cevasco, fiscal general adjunto de la Ciudad.

Tanto el ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo como el porteño Martín Ocampo apuntaron ayer contra la vinculación entre cuidacoches y policías. E insistieron con la necesidad de prohibir la actividad. Al respecto, el presidente del bloque oficialista en la Legislatura, Francisco Quintana, ya había adelantado que buscarán impulsar el proyecto otra vez. Desde 2008 el PRO intentó cinco veces sancionar la erradicación de los cuidacoches, pero nunca alcanzó el apoyo de la oposición, porque se necesitan 31 votos y en su bancada tienen 28. Ni siquiera con un proyecto más suave, que proponía prohibir a los trapitos pero sólo 30 cuadras a la redonda de los estadios los días de partido o recitales.

Pero, de la mano del nuevo tiempo político, el macrismo podría encontrar aliados en la oposición. Ayer, la legisladora Graciela Ocaña, del bloque Confianza Pública, afirmó: “Nosotros apoyamos que se debata el tema trapitos, pero bloques como el Frente para la Victoria se han negado a tratarlo. El caso de San Martín muestra claramente el manejo de esta mafia”. No hay que descartar que otros de los legisladores del Frente ECO, que a nivel nacional integran Cambiemos, acepten discutir este tema.

Hasta ahora, el kirchnerismo se opuso siempre a estas iniciativas, a las que considera una forma de criminalización de la necesidad de algunas personas. En tanto, Javier Gentilini, legislador del Frente Renovador, presentó un proyecto para que los trapitos sólo puedan trabajar con un permiso especial dentro de las cuadras alrededor de los estadios, y prohibiendo la actividad en el resto de la Ciudad para “distinguir a las personas que cuidan coches por necesidad de aquellas vinculadas a las mafias”. NR

trapitos5

Comentarios

Ingresa tu comentario