Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Gustavo López: “Soñamos una ciudad más justa, integrada e inclusiva”

El subsecretario general de la Presidencia adelantó que competirá con otros actores del kirchnerismo en las PASO de 2015. Criticó tanto a Unen como al PRO y propuso “una ciudad más justa, integrada e inclusiva”. (CABA) El subsecretario general de la Presidencia, Gustavo López, será a partir de hoy el primer lanzado oficial a la carrera por la Jefatura de Gobierno porteño. El radical K, titular del partido Forja, ex interventor...

El subsecretario general de la Presidencia adelantó que competirá con otros actores del kirchnerismo en las PASO de 2015. Criticó tanto a Unen como al PRO y propuso “una ciudad más justa, integrada e inclusiva”.

gustavo lopez jefe de gobierno 2015

(CABA) El subsecretario general de la Presidencia, Gustavo López, será a partir de hoy el primer lanzado oficial a la carrera por la Jefatura de Gobierno porteño. El radical K, titular del partido Forja, ex interventor del Comfer y ex ministro de Cultura de la gestión de Aníbal Ibarra, presentará en el Torcuato Tasso su precandidatura para ganar conocimiento público y “caminar la ciudad para construir política y hacer una propuesta”. En diálogo con Página/12, adelantó que participaría de una primaria en 2015 con otros dirigentes del Frente para la Victoria y que se mantendrán dentro del “campo nacional, popular y democrático”, “sea quien sea el candidato” presidencial. Además criticó al gobierno de Mauricio Macri y puso en duda el “progresismo” del frente Unen.

–¿Por qué decidió ser candidato y por qué se lanza ahora?

–No es una candidatura personal, sino que son un grupo de partidos políticos entre los cuales está el mío, Forja; Convergencia Popular Porteña; el Instituto para Pensar Buenos Aires (Ipeba) y otros sectores que desde el año pasado me vienen diciendo que llegó la hora de salir a jugar por el cargo mayor. Y, por otro lado, lo hago ahora porque se necesita mucho tiempo para llegar al conocimiento público.

–Hay otros dirigentes que también manifestaron su voluntad de ser candidatos por el mismo espacio. ¿Van a ir a primarias?

–Sí. Voy a jugar dentro del FpV con los otros actores que participen. Si no hay acuerdo o un candidato que se lleve todos los votos y haya que acompañar. Voy a caminar la ciudad para construir política y hacer una propuesta. No es sólo la crítica a Macri. Voy a presentar las bases para una plataforma. Las ocho líneas de gestión, unos 40 puntos para discutirlos durante todo un año. Hasta marzo de 2015 es un año de trabajo, más que de pensar en definir las candidaturas. Mi primer deseo y mi primera obligación es ensanchar la base electoral.

–¿Qué lo diferencia de los otros posibles candidatos como Aníbal Ibarra o Gabriela Cerruti?

–El kirchnerismo forma parte de un conjunto de fuerzas con una mirada común. Las diferencias pueden ser de matices personales, de historias. Pero tenemos la misma mirada y nos imaginamos la misma ciudad. Yo me voy a centrar en mi trabajo y en el de las fuerzas políticas que me acompañan. Con los otros precandidatos dialogás permanentemente, tengo muchos amigos en común. He hablado con casi todos los referentes del espacio y a todos les parece bien. Hay que ir a contar qué haríamos nosotros en caso de ser gobierno.

–¿Qué continuaría y qué cambiaría de la gestión del PRO?

–En términos conceptuales, nosotros soñamos una ciudad más justa, integrada e inclusiva. Esta es una ciudad que tiene una política que excluye, margina y genera ghettos y que es injusta. Hay que terminar con la desigualdad norte/sur. Vamos a trabajar primero la planificación para recuperar el espacio público, con infraestructura pero también seguridad. Una Polícia Metropolitana amigable y al servicio del vecino. Queremos una Buenos Aires en la que ningún pibe se quede sin vacantes y que todas las escuelas tengan la misma calidad. Una ciudad con crecimiento sustentable, sin contaminación. Queremos una ciudad donde la vivienda sea un derecho básico, no sólo para el que menos tiene, sino también para la clase media que no puede acceder. El eje no puede ser el negocio inmobiliario, sino la planificación urbana, que tiene que determinar el precio de la tierra.

–Algunos rescatan iniciativas como la del metrobús…

–En realidad, Macri nunca ha planificado. Tiró el metrobús, que no es otra cosa que un carril exclusivo para colectivos en la 9 de Julio. La verdad es que no lo vamos a tirar abajo, pero lo vamos a convertir en una vía de transporte no contaminante con el uso de energías alternativas. Y en todo caso, lo que sí vamos a hacer, además de construir más subtes, es duplicar la frecuencia. Claro que vamos a seguir haciendo bicisendas y el metrobús, pero con otras características. Lo que nosotros queremos es una ciudad donde el tránsito no sea una pesadilla. Necesitás transporte público mayoritariamente subterráneo, estaciones de transferencia, colectivos que no contaminen.

–¿Por qué cree entonces que el progresismo perdió la Ciudad y el PRO continúa gobernando?

–Hay una multiplicidad de factores. Tengo una hipótesis que no es la única. Nosotros hemos tenido en todo el país, a partir de las medidas económicas y el cambio de política que se vivió desde el 2003, una mejora sustancial del empleo, de la seguridad social, del comercio, de la industria, etcétera. En el 2011 ganaron los oficialismos, incluso los opositores al gobierno nacional, pero no por la política local, sino porque había políticas desde lo nacional que generaron condiciones de bienestar. Y ha habido también una crisis de los sectores progresistas de la Ciudad desde la destitución de Ibarra. Esto jugó muy fuerte en contra y le permitió a Macri ganar esa primera elección. Después ganó la segunda en otra coyuntura.

–¿Cómo ve el surgimiento de Unen, un espacio que también se denomina progresista?

–Yo pongo en duda el progresismo de muchos de los que están del otro lado por muchos factores. Es muy difícil decirse progresista y mirar para otro lado cuando hay intentos de desestabilización de las democracias latinoamericanas. No llamaría progresista a los que no han acompañado la reestatización de YPF, la recuperación de las AFJP, ni la ley de movilidad jubilatoria o que cuestionan la política de derechos humanos y después niegan un análisis de ADN. La política progresista se ejecuta. Entonces nosotros vamos a ir con una propuesta que tiene que ver con la ciudad, que forma parte de un espacio mayor y no se desentiende.

–¿Va a ser seguir unido el FpV en la ciudad de Buenos Aires sin el liderazgo de CFK?

–Hoy la vida política se divide en dos grandes bloques. Más que radical o peronista, sos neoliberal conservador o sos nacional, popular y democrático. En este campo nacional, popular y democrático hay peronistas, centralmente, pero también hay radicales, socialistas, independientes. En el otro sector hay algunos peronistas, hay radicales, socialistas y obviamente conservadores de verdad como el PRO. Desde Forja vamos a estar en el campo nacional, popular y democrático, sea quien sea el candidato. Rompimos una tradición partidaria porque nuestro partido se hizo conservador.

Comentarios

Ingresa tu comentario