Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

Guillermo Nielsen, incómodo por la exposición mediática para la campaña massista  

El economista es de perfil bajo e intelectual, a contrapelo de los flashes para captar votantes.

(CABA) El candidato a Jefe de Gobierno por el Frente Renovador porteño (massismo) es Guillermo Nielsen, un economista de perfil bajo y estructurado. En el marco de una campaña con más guiños mediáticos que propuestas concretas, su personalidad choca de lleno con la necesidad de flashes y declaraciones con gancho.

Según pudo saber parabuenosaires.com, esta incomodidad crece día a día y se la hace notar al equipo que lo lleva de mesa en mesa para hablar con vecinos y sacarse fotos para difundir en redes sociales.

En este sentido, parte de la responsabilidad cae sobre el ya tensionado ex legislador Diego Kravetz, armador de Sergio Massa en Capital, que no pudo apalabrar otros acuerdos. Su intención era que Nielsen fuera legislador, no Jefe de Gobierno. A falta de acuerdos, quedó este plan B que ahora genera rispideces en plena campaña para las PASO, el bautismo electoral del massismo.

En cuanto a números de campaña, el Frente Renovador porteño no llega a los dos dígitos y en el partido temen terminar peleando hombro a hombro (o menos) con fuerzas ya consolidadas en escena como el FIT.

El contraste capitalino con el alto caudal de votos a nivel nacional (siempre según encuestas) hace que el peso de la derrota caiga sobre Kravetz y sus infinitos vericuetos para captar candidatos que, en definitiva, cayeron en saco roto. Por eso, hoy Nielsen, con su incomodidad y todo, es la última esperanza para que el Frente Renovador de Capital no sea una renovación olvidable en las urnas.

Comentarios

Ingresa tu comentario