Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Guanacos, los nuevos pungas de las calles porteñas

Salivan transeúntes, quienes entre la confusión y el asco, son robados por descuidistas. (CABA) En la jerga policial le dicen “guanacos” y son una modalidad que oscila entre el asco y el hurto callejero. Los ladrones ahora para sorprende a sus asaltados recurren a métodos cada vez más burdos. “Iba por Once y sentí algo en el pelo, no entendí mucho y una mujer me dijo que le había pasado lo mismo,...

Salivan transeúntes, quienes entre la confusión y el asco, son robados por descuidistas.

carterista 2

(CABA) En la jerga policial le dicen “guanacos” y son una modalidad que oscila entre el asco y el hurto callejero. Los ladrones ahora para sorprende a sus asaltados recurren a métodos cada vez más burdos.

“Iba por Once y sentí algo en el pelo, no entendí mucho y una mujer me dijo que le había pasado lo mismo, que no me frenara que era para robar”, explicó Paula, una damnificada, a DiarioVeloz.

El insólito método delictivo se suma a otro igual de asqueroso: el realizado por los denominados popularmente “pungas vomitadores”. Consiste en grupos de ladrones que trabajan sobre todo en los subtes porteños, donde uno simula descomponerse mientras el resto aprovecha para robar.

Comentarios

Ingresa tu comentario