Buenos Aires, 15/12/2017, edición Nº 1857

Subte: Grindetti defendió el impuestazo como herramienta para enfrentar el déficit

El ministro de Hacienda porteño aseguró que con los nuevos impuestos planteados se hace frente a un déficit de 500 millones de pesos que, según dijo, tienen los subtes de la Ciudad. Grindetti culpó al Gobierno nacional por el estado en que se encuentra el sistema e insistió con que “la madre de todos estos problemas es la inflación”. (Ciudad de Buenos Aires) El ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti,...

El ministro de Hacienda porteño aseguró que con los nuevos impuestos planteados se hace frente a un déficit de 500 millones de pesos que, según dijo, tienen los subtes de la Ciudad. Grindetti culpó al Gobierno nacional por el estado en que se encuentra el sistema e insistió con que “la madre de todos estos problemas es la inflación”.

grindetti-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) El ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, aseguró hoy que con los nuevos impuestos planteados por la gestión de Mauricio Macri es posible hacer frente a un déficit de 500 millones de pesos que, según dijo, tienen los subtes de la Ciudad.

“Hoy estamos hablando de un déficit en el orden de los 500 millones de pesos y lo podemos solventar con esto; el año que viene veremos cuando venga la discusión paritaria. Lamentablemente la madre de todos estos problemas es la inflación”, enfatizó Grindetti.

El funcionario advirtió que “el subte tiene un déficit” y “la Ciudad no es como la Nación que puede emitir dinero, de algún lugar tienen que salir los recursos”.

“Por eso hemos tomado esta decisión de poner no un impuesto, sino una contribución, una suma fija a la nafta que va en parte a solventar ese déficit”, señaló.

En declaraciones a Radio El Mundo, el funcionario ratificó que la Ciudad tiene previsto “para el presupuesto del año que viene en el orden de los 800 millones de pesos inversiones de subterráneo que hacen a cuestiones de funcionamiento y seguridad, que estaban previstos y se van a llevar adelante”.

Ayer, el Gobierno porteño envió a la Legislatura el proyecto de traspaso al servicio de subterráneos a la Ciudad, aunque recibió duras críticas de la Casa Rosada por el aumento en combustibles, peajes y patentes para su financiamiento, entre otros puntos, lo cual podría dificultar su aprobación tal como fue enviado.

Sin el apoyo del kirchnerismo, el PRO no lograría juntar los 31 votos que necesita en el Parlamento porteño para que a partir del 1 de enero de 2013 el subte esté bajo su administración, debido a que el resto de los bloques mayoritarios también lo rechazaría. (NA)

 

Comentarios

Ingresa tu comentario