Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Gregorio “Grego” Rosello, el nuevo fenómeno en Instagram

(CABA) De la noche a la mañana, no pudo ir a bailar tranquilo o tomar algo con sus amigos sin que nadie lo interrumpa para pedirle un autógrafo. O tuvo que pensar dos veces qué ropa ponerse antes de salir a la calle, aunque sea para ir a la despensa de la esquina, para “estar presentable” por si algún fan lo cazaba con una foto in fraganti. Estos son algunos...

(CABA) De la noche a la mañana, no pudo ir a bailar tranquilo o tomar algo con sus amigos sin que nadie lo interrumpa para pedirle un autógrafo. O tuvo que pensar dos veces qué ropa ponerse antes de salir a la calle, aunque sea para ir a la despensa de la esquina, para “estar presentable” por si algún fan lo cazaba con una foto in fraganti. Estos son algunos de los hábitos que Gregorio Rossello, o simplemente “Grego”, tuvo que cambiar a partir de la fama que adquirió, sin querer queriendo, en Instagram.

“De alguna manera no tengo intimidad”, declara este joven de 24 años que en agosto de 2015 tenía dos mil seguidores y en menos de seis meses pasó el medio millón. “Hoy en día sumó tres mil por día. Es una locura, mucha gente, no lo puedo creer”, agrega “Grego”.

FileAccessHandler (1)

Instagram es la red social de moda en el último tiempo y su principal característica es “postear” una foto. Pero “Grego” decidió ir por otro lado. “Donde muchos suben imágenes de comidas o viajes, me puse a contar mis miserias de una forma graciosa para todo el mundo. Ese es mi trabajo hoy en día: hacer reír a la gente con videos de 15 segundos”, explica Rossello, quien aprovecha su popularidad como “Instagramer” estrella en Argentina para explotar su veta actoral y humorística con la que empezó hace tiempo: “Desde los 13 años hago castings de publicidades y en muchos no quedaba. Ahora me llaman directamente las empresas para que le haga las publicidad”.

FileAccessHandler (3)

En ese sentido “Grego” revela qué tienen sus videos para captar el interés de la marcas, el público y hasta de Lionel Messi: “La clave es que los videos son genuinos”.

“Las cosas que cuento me pasaron a mí, a mis amigos, a la gente. Observo. Miro. Ahí está la clave para salir a buscar ideas”, señala e indica que no tiene pudores en contar toda su vida en Instagram. “Cualquier cosa mala que me pase, puede ser un chiste. Perdí un vuelo, es un chiste. Me dejó una chica, es un chiste. Me dejaron colgado en el boliche, es un chiste. Por más duro que sea probablemente use las redes sociales parea exorcizar esas cosas a modo terapéutico”, asegura “Grego”.

El humor y el histrionismo de “Grego” no se expande sólo en la “nube cibertnética” sino que también baja a la Tierra. Los sábados de marzo, a la medianoche, Rossello presenta su unipersonal “No Entiendo Nada”, y a partir de abril lo hará en el teatro Picadero.

“No hago los chistes que hago en Instagram sino que hablo de los temas que no entiendo a nivel sociedad, de mi laburo en los medios”, cuenta sobre el show de una hora y media en la que “estoy solito, esperando que la gente se ría”. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario