Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Greenpeace formó una “pancarta humana” en la ciudad de Buenos Aires

Más de 150 voluntarios, activistas y simpatizantes de Greenpeace protagonizaron esta mañana una actividad global y formaron un corazón humano con la frase “YO ? ÁRTICO”, para exigir a los líderes políticos que protejan la zona del Polo Norte. (Ciudad de Buenos Aires) La actividad se realizó en el Parque Paseo de las Américas, Ramsay y Blanco Encalada, en el barrio porteño de Belgrano. “Estamos llevando adelante estas acciones, para...

Más de 150 voluntarios, activistas y simpatizantes de Greenpeace protagonizaron esta mañana una actividad global y formaron un corazón humano con la frase “YO ? ÁRTICO”, para exigir a los líderes políticos que protejan la zona del Polo Norte.

greenpeace-pancarta-humana-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) La actividad se realizó en el Parque Paseo de las Américas, Ramsay y Blanco Encalada, en el barrio porteño de Belgrano.

“Estamos llevando adelante estas acciones, para defender un ecosistema único e fundamental para la regulación del clima a escala global, hogar de los osos polares y otras especies que están en peligro. Es imprescindible que las empresas petroleras detengan las exploraciones en este ecosistema tan vulnerable”, declaró Martín Prieto, director ejecutivo de Greenpeace en Argentina.

A nivel global la acción se realizó en 281 ciudades de 36 países y todas las imágenes, tomadas a 23mts de altura, viajarán a Kiruna (Suecia) y serán entregadas a los líderes políticos en la reunión del Consejo del Ártico el próximo 15 de mayo. En Argentina, las actividades por el Ártico se realizaron en Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba, Rosario y Paraná.

La presión mundial busca lograr la protección del Ártico frente a las actividades que ponen en riesgo su frágil equilibrio medioambiental, como son las prospecciones petrolíferas y la pesca industrial. El Ártico se está derritiendo por el uso de combustibles fósiles y, en un futuro cercano, la región podría quedarse sin hielo por primera vez en la historia del planeta.

“Las compañías de combustibles fósiles siguen teniendo enormes ganancias a pesar de los efectos evidentes del cambio climático. Nuestros políticos están poniendo los intereses corporativos por encima de las advertencias científicas y no están cumpliendo su deber de proteger a la población” concluyó Prieto.

En la campaña “Salvá el Ártico” ya participaron 2,7 millones de personas de todo el mundo a través de la plataforma www.salvaelartico.org. La semana pasada 16 activistas de Greenpeace llegaron al Polo Norte y depositaron en el fondo del Mar Ártico una cápsula no contaminante con los nombres de los casi tres millones de personas que exigieron que el Ártico sea declarado área protegida.

Comentarios

Ingresa tu comentario