Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Grandes marcas extranjeras desembarcan en Buenos Aires

Cadenas de indumentaria y comidas rápidas esperan el levantamiento del cepo para instalarse.

(PBA) A la espera de que se levante el cepo al dólar, más de 40 marcas de todo el mundo esperan volver a la Argentina cuando asuma el presidente electo Mauricio Macri.

Según informó el diario La Nación, una de las primeras en desembarcar es Forever 21, una cadena estadounidense de fast fashion, que ya está negociando con IRSA para instalarse en el Alto Palermo.

La empresa, del inmigrante coreano Do Won Chang, cuenta con más de 600 sucursales repartidas en 50 países, lo que la convierte en la quinta cadena de retail más importante de los EEUU. Uno de los voceros del Alto Palermo shopping señaló que “hace unos meses se ubicó Nike como una megatienda y ahora estamos entusiasmados con la posibilidad de que llegue Forever 21”.

Las marcoas interesadas en meterse de lleno en el mercado local, según un estudio de Colliers International, además de Forever 21, buscan ingresar nuevamente en el mercado H&M, TopShop, Gap y lo nuevo de Zara -como Zara Home, Bershka o Stradivarius-, Burberry, Dolce & Gabbana, Gucci, Brooks Brothers, Ralph Lauren, Carolina Herrera, o Escada. También muchas de las marcas que abandonaron el país ante la imposibilidad de importar sus colecciones, como Armani, Louis Vuitton, Ferragamo y Calvin Klein.

Marcelo Zuliani, director comercial de Colliers, señaló que “el mercado del lujo en Buenos Aires prácticamente no existe”. “La avenida Alvear entró en crisis y Florida está muy caída. Para comprobarlo alcanza con ver las marcas que están operando. En Florida los locales más importantes pertenecen a Zara, Levi’s y a marcas deportivas como Nike, Puma y Adidas. En cambio, en corredores similares como Alonso de Córdova, en Santiago de Chile, u Oscar Freire, en San Pablo, la oferta incluye a Fendi, Bulgari, Louis Vuitton o Cartier”.

Marcelo Sorzana, director de la consultora Surreal, se manifestó en la misma línea. “Las marcas van a volver al país porque necesitan tener un pie en Buenos Aires por una cuestión de imagen. Una tienda en la ciudad funciona como un flagship que sirve para el posicionamiento de la marca ante el público argentino y los turistas extranjeros”.

Además de las cadenas de indumentaria, otro de los rubros que ya tienen un pie adentro de la región son las cadenas de fast food como Dunkin’ Donuts, Pizza Hut, Domino’s Pizza, Carl’s, Cinnabon, China Wok, Cheesecake Factory, las cafeterías colombianas Juan Valdez o la cadena Tanta.

Comentarios

Ingresa tu comentario