Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Google defiende sus nuevas polítcas de privacidad

Escribe Alma Whitten, directora de privacidad para productos e ingeniería de Google Para quienes usan Gmail, YouTube o cualquier otro servicio de Google, ha sido imposible pasar por alto la noticia: el 1 de marzo actualizaremos nuestras políticas de privacidad. Cambios de este tipo pueden generar mucha confusión, de modo que lo mejor es explicar el asunto de manera sencilla. Hemos tomado esta decisión para que nuestros compromisos con la...

20120210-013334.jpg

Escribe Alma Whitten, directora de privacidad para productos e ingeniería de Google

Para quienes usan Gmail, YouTube o cualquier otro servicio de Google, ha sido imposible pasar por alto la noticia: el 1 de marzo actualizaremos nuestras políticas de privacidad.

Cambios de este tipo pueden generar mucha confusión, de modo que lo mejor es explicar el asunto de manera sencilla. Hemos tomado esta decisión para que nuestros compromisos con la privacidad resultaran más fáciles de comprender y para que los servicios de Google funcionaran mejor para los usuarios.

En primer lugar, nos interesa la simplicidad. Google comenzó en 1998 como un motor de búsqueda. Desde entonces, hemos ido agregando una gran cantidad de servicios que han sido muy bien aceptados por los usuarios: Gmail, Google Maps, Chrome, Google Docs, Android y Google+, por nombrar algunos.

Siempre ha sido nuestra costumbre agregar una nueva política de privacidad cada vez que lanzamos un nuevo servicio. Y cuando adquirimos un nuevo servicio, mantenemos la política ya existente. Leer todas estas políticas podría tomar horas.

En septiembre de 2010, dimos el primer paso hacia la simplificación de todas estas políticas, agrupando una docena de éstas dentro de nuestra Política de Privacidad principal. Sin embargo, todavía quedaban más de 70.

Por lo tanto, el 24 de enero anunciamos que hemos reescrito, en lenguaje sencillo, nuestra Política de Privacidad principal y agrupado en ella más de 60 políticas específicas de producto.

El 1 de marzo, los usuarios podrán acceder a un exhaustivo documento que incluye nuestros compromisos con la privacidad a través de la gran mayoría de los servicios de Google.

En segundo lugar, queremos crear una mejor experiencia de usuario. En su mayoría, nuestras políticas de privacidad ya nos permitían combinar información recolectada en un servicio con información de otros servicios, siempre que los usuarios estén conectados en sus cuentas de Google.

Microsoft, Yahoo y otras compañías online hacen lo mismo. Esto nos permite tratar a los usuarios como un único usuario a través de Google.

Hoy, por ejemplo, se puede agregar de forma inmediata una cita en el Google Calendar cuando un mensaje en Gmail luce como la invitación a una reunión. Se puede usar la función de compartir en Google+ — “círculos” – para enviar direcciones a un amigo sin salir de Google Maps. O se puede utilizar la libreta de direcciones de Gmail para auto-completar una dirección de correo electrónico cuando se está invitando a alguien a colaborar en una planilla de cálculo de Google Docs. Todo está integrado de forma eficiente, y le ahorra tiempo al usuario.

Sin embargo, nuestras políticas de privacidad han restringido nuestra capacidad de combinar información dentro de una cuenta para dos servicios en particular: Web History (el historial de búsqueda para los usuarios conectados a Google) y YouTube, compañía que adquirimos en 2007.

Esto significa que, si un usuario está conectado y busca en Google recetas de cocina, nuestras actuales políticas de privacidad no nos permitirían recomendar, basándonos en el historial de búsqueda, videos de cocina cuando visiten YouTube, incluso aunque el usuario esté conectado a la misma cuenta de Google para ambos servicios.

De modo que nuestra Política de Privacidad actualizada deja claro, en un exhaustivo documento, que si un usuario está conectado, podríamos combinar información que ha provisto en un servicio con información de nuestros otros servicios. Consideramos que esto conducirá a más información relevante de todo tipo: resultados de búsqueda, avisos y más, de acuerdo con los intereses del usuario.

Nuestro enfoque de privacidad no está cambiando. No estamos recolectando ningún tipo de nueva información ni modificando ninguna de nuestras configuraciones de privacidad. Y tampoco vamos a comenzar a vender información personal a anunciantes. Simplemente queremos usar la información que los usuarios ya nos han confiado para mejorar su experiencia con Google.

Como cualquier otra compañía, los documentos legales como nuestra política de privacidad y los términos de servicio aplican a todos nuestros usuarios, de modo que quienes continúen usando Google después del 1 de marzo estarán bajo la nueva Política de Privacidad. Y los usuarios seguirán, como hasta ahora, teniendo la opción de decidir cómo sus datos son recolectados y usados.

Quienes no consideren que compartir información mejorará su experiencia pueden optar por no conectarse a servicios como Search, Maps y YouTube. Si uno está conectado, puede usar nuestras numerosas herramientas de privacidad para editar o desactivar el historial de búsqueda, controlar la manera en que Google relaciona avisos publicitarios con sus intereses y navegar en modo “incógnito” usando Chrome.

Para nosotros, brindar transparencia, control y seguridad es fundamental para mantener a nuestros usuarios satisfechos. Construimos Google para los usuarios, y creemos que estos cambios mejorarán nuestros servicios.

Comentarios

Ingresa tu comentario