Gómez Centurión vuelve al Gobierno

Gómez Centurión vuelve al Gobierno

(CABA) El desplazado ex director de Aduanas Juan José Gómez Centurión continúa trabajando bajo la órbita de la AFIP, como asesor técnico, respondiendo directamente al titular del ente tributario, Alberto Abad. Desde hace tres semanas, poco después de que lo suspendieran en su cargo tras ser involucrado en presuntas maniobras de corrupción, el funcionario comenzó a desempeñarse en su nuevo puesto, a la espera de que la Justicia resuelva su situación en la causa que se inició a raíz de una denuncia del propio Ejecutivo.

Militar de carrera, con pasado como combatiente en la guerra de Malvinas en 1982 y partícipe del levantamiento carapintada contra el Gobierno de Raúl Alfonsín en 1987, Gómez Centurión se vinculó al macrismo en 2012, como titular de la Agencia Gubernamental de Control porteña. El año pasado, con la asunción como presidente de Mauricio Macri, fue designado como responsable de la Dirección de Aduanas.

En ese puesto se mantuvo hasta el 19 de agosto pasado, cuando fue separado provisoriamente del cargo luego de que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el abogado Maximiliano Rusconi radicaran denuncias en su contra por sospechas de coimas para autorizar la importación de contenedores. Tras ello, Gómez Centurión replicó que se trataba de una operación en su contra impulsada por la anterior conducción de la Aduana y por los servicios de inteligencia. Según el funcionario, la denuncia fue respuesta a su intento por desbaratar maniobras irregulares de comercio exterior por u$s 14.000 millones.

Se confirmó que Gómez Centurión conservó su cargo dentro del organigrama de AFIP, aunque no en la Aduana, donde sigue suspendido a la espera de una decisión de la Justicia sobre la investigación que se tramita en su contra. De 58 años, se desempeña como Consejero Técnico de Auditoría, Administración y Recursos Humanos. El área se encuentra bajo la órbita de la Subdirección General de Coordinación Técnico Institucional.

En ese cargo responde directamente al jefe de la AFIP Alberto Abad, quien en su momento fue el que formalizó su suspensión pero a la vez respaldó sus denuncias contra la llamada mafia de la Aduana. Según supo El Cronista, la relación entre Gómez Centurión y Abad es buena, más allá de su salida de la Aduana, organismo que también depende de AFIP. NT