Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

El gobierno de CABA se reunirá con las inmobiliarias

Las empresas le piden cambios a la nueva ley de alquileres votada este último jueves en la Legislatura.

(CABA) La semana próxima Juan Maquieyra, presidente del Instituto de la Vivienda (IVC), un nuevo interlocutor en la relación de los brokers y los inquilinos, recibirá a las inmobiliarias que amenazaron con acudir a la justicia para declarar la inconstitucionalidad de la ley de alquileres (23040) aprobada por la Legislatura Porteña.

La nueva norma genera un nuevo escenario en las negociaciones de los alquileres ya que la comisión en el contrato de alquiler deberá afrontarla el propietario del inmueble y no el inquilino. La propuesta de las inmobiliarias planteada en noviembre en la Legislatura y que en los próximos días será planteada en el IVC propone el “esfuerzo compartido” en el pago de los honorarios.

“El objetivo es que no reciba el mismo tratamiento quien vive en un country y alquila un inmueble sobre la avenida Alvear por US$ 7000 para tener un pie en la Capital los fines de semana que la persona de menores recursos que no puede comprar”, explica Mario Gomez, miembro del Colegio Profesional Inmobiliario. Por caso, establece que para los casos de locaciones o renovaciones de contratos de viviendas únicas, el monto de los honorarios no podrá ser superior al 3 por ciento para los propietarios y para el inquilino no será inferior al 4,15 por ciento, ni superior al 6,15 por ciento.

Hasta la aprobación de la Legislatura la norma establecía que la inmobiliaria no podía cobrar más de 4,15 por ciento de comisión a quien alquilara una vivienda única y de ocupación permanente, mientras que el monto que pagaba el propietario se negociaba en forma libre.

Además y como una forma de disminuir los gastos iniciales que tiene un inquilino -un mes de depósito por cada año, honorarios, costos de los informes y el mes de adelanto- proponen la contratación de un seguro de caución para evitar que tengan que recurrir a la garantía inmobiliaria. “Este seguro reemplazaría al depósito, lo paga el inquilino pero mes a mes. Es una forma de prorratear el gasto de la garantía, además no tiene los costos de gestoría”,agrega Gomez. Un dato a tener en cuenta es que en la modificación aprobada, los gastos de informes ya no pueden ser cobrados a los inquilinos.

Por otra parte, la Cámara Inmobiliaria Argentina también sugiere la mejora de los sistemas de información. Es decir configurar un proceso que quien tenga conducta de buen inquilino sume credenciales para el acceso al crédito hipotecario. “Queremos que no se destruya la industria de construcción del alquiler”, defiende Gomez. Se refiere a la demanda que generan los inversores que compran una unidad para alquilar. “Es un negocio que fue muy afectado en los últimos años. En la década de los noventa tenían una renta anual de entre 10 y 12 por ciento y hoy no llega al 3 por ciento”, detalla el bróker, quien está convencido que la modificación a la ley generará un incremento de los precios de los alquileres porque “los propietarios transferirán los nuevos costos”. En este punto hay diferentes campanas. Mariano Sardans, titular de FDI, una empresa que administra patrimonios familiares no cree lo mismo. “Las cuotas de los créditos en los mismos niveles que los alquileres obligará a los propietarios a asumir ese costo”, detalla. Gomez por su parte aclara que siempre la libertad de alquilar directamente al dueño existe. “Si nos contratan es porque generamos más servicios que cerrar un contrato, generamos seguridad jurídica. La experiencia demuestra que cada vez que se intervino el mercado de alquiler el perjudicado fue el inquilino”, finaliza

SN

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario