Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

El Gobierno busca recaudar US$ 200 millones con la venta de cinco terrenos públicos

Los mismos se encuentran en Saavedra, Mataderos, Retiro, Palermo y Villa Urquiza. Todo el dinero será destinado a la obra del viaducto del tren San Martín.

(CABA) Trescientos millones de dólares. Ésa es la cifra que prevé recaudar el gobierno nacional para invertir en obra pública, principalmente en megaproyectos ferroviarios. Pero para saldar viejas deudas deberá pagar un costo y seguir desprendiéndose de más bienes del Estado, como lo hizo en los últimos años con el fin de redireccionar recursos económicos en tiempos de ajuste presupuestario.

Ese camino comenzará a transitarse hoy en la Legislatura porteña, donde se debatirá la rezonificación de cinco lotes ubicados en Saavedra, Mataderos, Retiro, Palermo y Villa Urquiza. Los predios más cotizados se encuentran sobre la avenida Del Libertador, a metros de la avenida Ramos Mejía, y detrás de Barrio Parque, donde se pagan casi US$ 6000 por metro cuadrado. En todos los predios se podrán construir viviendas, oficinas y locales comerciales.

De acuerdo con los valores actuales del mercado inmobiliario, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) prevé recaudar al menos US$ 200 millones. Sumado a lo que ingrese con la venta de los terrenos de Catalinas Norte y otro predio en Colegiales se alcanzarán los US$ 300 millones que serán destinados a la obra del viaducto del tren San Martín. Esta obra contempla la elevación de cinco kilómetros de vías entre Palermo y Paternal, que permitirá eliminar pasos a nivel con barrera y generar otros cruces adicionales.

Los diputados porteños tratarán el proyecto del Ejecutivo, que necesita doble lectura y audiencia pública; es decir, si hoy consigue el aval, en las próximas semanas se someterá al debate público y luego volverá al recinto. Si en esa instancia vuelve a aprobarse, recién ahí la AABE estará en condiciones de subastar los inmuebles. El éxito del proyecto está asegurado porque necesita 31 votos positivos sobre un total de 60 legisladores. Vamos Juntos, el frente que formó Unión Pro junto con la Coalición Cívica y Confianza Pública, suma 32 integrantes.

Será el primer paso para revalorizar esos predios, que hoy tienen usos diferentes. Dos de ellos están bajo la órbita de la Dirección Nacional de Vialidad. En uno funciona un estacionamiento de una dependencia pública, y en otros dos hay canchas de fútbol en alquiler. Los cinco lotes tienen la nomenclatura de distrito de urbanización futura (UF) y con los cambios que se votarán hoy pasarían a distrito C2 de zonificación general. Esta denominación permite edificar unidades que integren oficinas, comercios y viviendas. En todos los casos el 65% de la superficie deberá ser espacio público (calles o plazas) y el 35% restante, edificable. En total se prevén construcciones por más de 40.000 metros cuadrados.

El lote de mayor valor se encuentra entre las vías del ferrocarril Mitre y el San Martín, detrás de Barrio Parque y a pocos metros del barrio Saldías. La venta de esas tierras se sumaría a los proyectos de urbanización que existen en Saldías y a la intención de fundar una nueva sede del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba). Según el sitio web Reporte Inmobiliario, el metro cuadrado se cotiza en US$ 5811; el proyecto enviado a la Legislatura estipula que la superficie edificable allí sería de 19.000 m2.

Sobre la avenida Del Libertador, entre Ramos Mejía y el ingreso a la autopista Illia, se encuentra otro lote que saldrá con un valor de mercado superior a los US$ 3000 por metro cuadrado. El resto de los inmuebles se encuentran en Roosevelt, entre Triunvirato y Bucarelli (Villa Urquiza); Holmberg y General Paz (Saavedra), y General Paz, entre Acassuso y Ercilla (Mataderos).

“Prefiero no hacer conjeturas porque son procesos largos; hay una audiencia pública y dos votaciones. Nos tomaremos el tiempo necesario para escriturar y terminar los planos. Además, en algunos casos vamos a llamar a concurso para socializar el proyecto”, explicó el titular de la AABE, Ramón Lanús. Según el funcionario, la actividad privada que se está realizando en dos de los predios “podría continuar por uno o dos años más” hasta que finalice todo el procedimiento.

En la Legislatura se dará el primer paso necesario para otra venta de inmuebles del Estado. El oficialismo tiene los votos necesarios para avanzar, pero es un proyecto que no cuenta con apoyo unánime.

“El Estado nacional y el gobierno de la ciudad han entrado en una fase acelerada de liquidación de tierras públicas para apuntalar negocios privados. Las tierras públicas son bienes escasos y estratégicos. Vamos a votar en contra”, adelantó el diputado Carlos Tomada, titular del bloque del Frente para la Victoria.

El oficialismo tiene una visión diferente. “A través de esta nueva normativa urbana estamos valorizando activos de propiedad nacional. Es importante para financiar obras de transporte que beneficiarán a millones de pasajeros”, opinó el legislador de Vamos Juntos Agustín Forchieri. NR


Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario