Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

Globo aerostático y drones para vigilar la Ciudad desde el aire

Las tres cámaras de un globo aerostático israelí se suman a la flota de drones que el Gobierno de Buenos Aires usa para monitorear las calles y tener una visión desde la altura de lo que sucede en una zona determinada.

(CABA) La Ciudad presentó la semana pasada el “Sistema Aerostático de Vigilancia”. Se trata, en rigor, de un globo que se eleva hasta 300 metros y está pensado para monitorear los límites de la Ciudad de Buenos Aires (como parte del plan Anillo Digital en la General Paz), tener una mejor visual de manifestaciones masivas y también actuar en casos menos conflictivos como maratones o recitales.

En rigor, el sistema es de la empresa israelí RT. Los miembros de Seguridad de la Ciudad lo conocieron en una comitiva que visitó ese país el año pasado, entre los que se encontraban también hombres del Ministerio de Nación. En Israel se utiliza en zonas conflictivas como la frontera de Gaza; lo mismo sucede, por ejemplo, en Afghanistan. Pero otros 45 países también lo utilizan, entre ellos México, Colombia, Chile y Brasil para objetivos más urbanos.

Por ahora, el GCBA compró un solo dispositivo, el SkyStar 180. Ese globo, de 5,9 metros de diámetro, cuenta con tres cámaras: una de ellas tiene zoom de hasta 10 aumentos y otra tiene visión en 360 grados. La tercera es un domo. Pueden capturar imágenes con muy poca luz. Todas envían información en tiempo real a un “móvil de exteriores”. Desde allí, un equipo especializado se encarga de identificar y seguir objetivos en distancias mayores a 2 km. Los especialistas comandan los equipos mediante un joystick y una interfaz visual.

“Es de rápido despliegue, en veinte minutos se puede estar operando el sistema. Este es el primero que viene a la Argentina y van a venir otros que se van a ir sumando para el trabajo de la seguridad”, adelantó Martín Ocampo, ministro de Justicia y Seguridad porteño. La adquisición fue por modalidad leasing por un año, aunque no informaron los costos del servicio.

A diferencia de un dron, este globo aerostático puede tener hasta 72 horas de autonomía. La transmisión de datos es con un enlace inalámbrico punto a punto con la estación de operaciones móvil. Allí, la Policía de la Ciudad, además de monitorear este dispositivo, tendrá contacto con otras cámaras de su jurisdicción y con el sistema de lectura automática de patentes.

Drones porteños

El sistema aerostático sin embargo no será el único elemento en el aire que planean incorporar en la Ciudad. A los 4 drones que ya poseen las fuerzas (que se usaron por ejemplo para relevar la zona de los manteros de Avellaneda), ya iniciaron la orden de compra por 3 más complejos. Los mismos ayudarán, según pudo recopilar LA NACION, a tener un estado de situación preliminar en diversas situaciones sensibles. Por ejemplo, se usaron en la visita del Papa a Brasil o en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Podrían manejarse a distancia desde alguna de las centrales de monitoreo que ya tiene la Ciudad al costado de la General Paz (altura Balbín) o en Puente La Noria.

La mayoría de estos modelos tienen la función de seguir a un objetivo (un auto específico en una autopista, por ejemplo), aunque desde la Ciudad desmintieron esto: “No vamos a usarlos para perseguir delincuentes”, aseguraron. La clave está en las cámaras; la calidad de las imágenes y el zoom que pueden ofrecer estos dispositivos hacen que lo consideren “fundamental” en las fuerzas.

MG

FUENTE CONSULTADA: LA NACIÓN

 

Comentarios

Ingresa tu comentario