General Rodríguez: asalto y botín de $ 1 millón

General Rodríguez: asalto y botín de $ 1 millón

(PBA) Todo robo a un banco tiene algo de película. Lejos de ser una excepción, el que ocurrió ayer en General Rodríguez tuvo todos los condimentos: tiros, sangre, heridos inocentes, ladrones con máscaras de payasos y un millón de pesos proveniente de un frigorífico de pollos. Y, por fortuna, un final trágico pero (relativamente) feliz: no hubo muertos.

roban-foto-christian-semanario-pueblos_claima20160919_0327_17

La secuencia ocurrió en la vereda de una sucursal del Banco Provincia en General Rodríguez, sobre la calle San Martín al 200. Se desató cuando ungrupo de asaltantes interceptó al dueñode una empresa avícola que entraba a depositar cerca de $ 1 millón, le robó el bolso donde llevaba los billetes y se tiroteó con un policía que quiso evitar el robo. Según fuentes de la investigación, eran las 14.03 cuando el titular del frigorífico “Qué rico” (una empresa fundada en 1960) bajó de un Honda Civic y encaró con la plata en una mochila para entrar al banco.

Un rato antes, un hombre se había puesto en la fila de personas y simuló ser parte de la gente que esperaba cobrar asignaciones familiares y planes sociales en las cajas de las oficinas del Correo Argentino, ubicadas al lado de la sucursal bancaria. Como la cola era larga, llegaba hasta el frente del Provincia. Entonces cuando el empresario pasó por delante del hombre que simulaba esperar su turno en el Correo, éste se le tiró encima y tras un breve forcejeo le quitó la mochila.

tiros-chevrolet-semanario-voces-pueblo_claima20160919_0326_17

Según unas fuentes, la víctima estaba acompañada por un custodio. Según otras, el policía que gritó la voz de alto estaba apostado en un local comercial enfrente al banco. Lo cierto es que tras identificarse, se precipitó un tiroteo en medio de la gente que esperaba cobrar dinero en el Correo y la que entraba y salía del banco. Es que en un auto Chevrolet Corsa negro estaban dos cómplices del ladrón, con los rostros cubiertos por máscaras de payasos, quienes comenzaron a dispararle al policía o custodio. En esas circunstancias, un hombre y una mujer recibieron balazos. Ella, de 45 años, sufrió el roce de un proyectil en el cuello. Y el hombre, de 65, recibió un disparo en un brazo y en una pierna. Ambos quedaron internados en el Hospital Vicente López de General Rodríguez, fuera de peligro. NT