Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Garrahan: primer hospital público libre de humo

Un orgullo.

4feccc41ef24b

(CABA) El Garrahan fue declarado hospital libre de humo de tabaco por el Ministerio de Salud de la Nación, convirtiéndose así en el primer hospital público pediátrico en obtener ese reconocimiento. El humo ambiental de tabaco (HAT) se asocia con cuatro veces más riesgo de muerte súbita del lactante.

El hospital Garrahan obtuvo la certificación de centro de salud cien por ciento libre de humo de tabaco, tras una inspección de sus instalaciones realizada por autoridades sanitarias nacionales, lo que lo convierte en el primer centro de salud pediátrico del país en obtener ese reconocimiento. Hasta ahora, en la ciudad de Buenos Aires, sólo el hospital Británico contaba con la certificación. Y en todo el país son 400 los centros de salud libres de humo, registrados por el ministerio de Salud de Nación.

Este es un hecho muy importante que habla del cuidado que promovemos hacia nuestros pacientes y sus familias pero también hacia nuestros trabajadores”, indicó Marcelo Scopinaro, presidente del Consejo de Administración del hospital, y destacó que “es un mensaje en el que debemos comprometernos todos los efectores, porque somos por excelencia el ámbito del cuidado de la salud”. Se estima que en Argentina mueren 6 mil personas al año como consecuencia de la exposición al humo de tabaco ambiental.

En el hospital Garrahan circulan por día más de 10 mil pacientes y familiares y trabajan más de 4 mil personas (entre profesionales médicos, enfermeros, operarios, personal administrativo, de limpieza, entre otros), que de ahora en más contarán con la seguridad de transitar un ambiente cien por ciento libre de humo de tabaco. La exposición al humo de tabaco es causa de mortalidad, morbilidad y discapacidad, hecho que fue demostrado y declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el primer tratado mundial para el Control del Tabaco.

En los niños, el HAT triplica el riesgo de asma, otitis y catarros invernales, se asocia con cuatro veces más riesgo de muerte súbita del lactante y con trastornos de comportamiento y de aprendizaje. En tanto que los adultos expuestos al humo ajeno tienen entre un 30 y 40 por ciento mayor riesgo de cáncer de pulmón e infarto agudo de miocardio. “El humo de tabaco ambiental es dañino para la salud de los niños y para su crecimiento, y también lo es para todos nosotros. Un hospital libre de humo es más salud para todos quienes lo transitan cada día“, afirmó Cristina Fernández, la responsable del área de Salud Ambiental del Garrahan.

La inspección

Para lograr la certificación de hospital libre de humo, el Garrahan debió recorrer un largo proceso que culminó cuando representantes del Programa Nacional de Control de Tabaco recorrieron junto a autoridades hospitalarias todos los sectores del hospital y constataron la ausencia de humo de tabaco y de colillas de cigarrillo, tanto en el interior del establecimiento como en los accesos. Luego, se firmó el acta que reconoce al Garrahan como hospital cien por ciento libre de humo, acto del que participaron autoridades del hospital, de los gremios de salud pública y los consultores Cristina Garavotto y Germán Jankowicz del ministerio de Salud de Nación.

Fernández, de Salud Ambiental, destacó que hace más de un año se trabaja para lograr esta certificación con: campañas de concientización a pacientes, familia y personal, folletería y cartelería, jornadas de salud y comunicación permanente sobre el daño a la salud que genera el humo de tabaco. En rigor, la campaña comenzó en diciembre de 2012 y ahora, un año después, el Garrahan logró ser el primer hospital pediátrico público libre de humo, lo que suma un hecho más a la excelencia de esta institución pediátrica.

El hospital Garrahan es un ejemplo en la atención pediátrica y un centro de referencia de todos, por eso el hecho de que haya alcanzado la condición de libre de humo de tabaco es muy importante porque implica hacer cumplir la ley, quiere decir que es una institución donde la prohibición de fumar se cumple, y eso nos pone muy orgullosos“, sostuvo Jonatan Konfino, responsable del Programa Nacional de Control de Tabaco del ministerio de salud.

La ley nacional de control de tabaco (26.687) prohíbe fumar en todos los espacios cerrados de uso público o privado. Si bien los patios abiertos están exceptuados, la ley estipula que los establecimientos de salud y los educativos deben ser cien por ciento libres de humo, incluyendo los patios internos. “Podemos decir con orgullo que estamos cumpliendo cien por ciento con la legislación vigente“, afirmó Scopinaro. El Garrahan ya forma parte del “Registro nacional de Instituciones libres de humo de tabaco“, donde hay más de 2000 instituciones inscriptas.

El consumo de tabaco es la principal causa de enfermedad y mortalidad evitable en el mundo. En nuestro país, según los datos del ministerio de Salud de Nación, el tabaco es responsable de más de 40.000 muertes cada año, y se gastan más de 12 millones de pesos por día para atender enfermedades relacionadas con el consumo de cigarrillos, lo que significa un 15 por ciento del presupuesto anual para ese área. Según los últimos datos del ministerio nacional, el 22 por ciento de los adultos en el mundo es fumador y también lo son el 22 por ciento de los adolescentes de entre 13 y 15 años.

Comentarios

Ingresa tu comentario