Fuerte recesión en la producción de calzado

Fuerte recesión en la producción de calzado

(CABA) Durante lo que va del año, el sector de calzado atraviesa un panorama recesivo, con mermas en la producción, las ventas internas y las exportaciones. En el caso del consumo, mostró una caída de 1,8% al alcanzar los 107 millones de pares debido a la pérdida de poder adquisitivo de las familias. En lo que respecta a las ventas al exterior continuaron la tendencia descendente observada durante el año pasado y medidas en cantidades se derrumbaron 23,1% desde los 435.000 pares entre enero y septiembre de 2015, a los 334.000 pares en igual período de este año. Esta situación refleja la escasa capacidad exportadora con la que cuenta el segmento, ya que la cantidad resulta marginal respecto de la producción total.

En cuanto al destino sigue marcado por una fuerte concentración en el mercado regional, con Chile como principal destino con el 33,2% del total exportado en valores, seguido por Uruguay con 30,5%. Tercero se ubica Paraguay, con 8,6%; y luego Estados Unidos, con el 8,5%. Sólo las importaciones crecieron, lo cual para el sector también fue una mala noticia. Y lo hicieron tanto en valores como en cantidades, trepando a los u$s 435,2 millones en los primeros nueve meses, un 31,8% por encima de los u$s 330,3 millones de igual período de 2015. En cantidades, el incremento fue del 30,1%, al alcanzar los 20,5 millones de pares frente a los 15,7 millones de igual período de 2015.

Los datos forman parte de un informe de IES Consultores, elaborado para analizar el escenario del sector y en el cual se asegura que “en los últimos meses del año, la evolución del sector dependerá del desempeño del consumo de las familias”. También se advierte que la nueva prórroga del programa de financiamiento en cuotas ‘Ahora 12’ podría impactar positivamente en las compras de fin de año. La producción, por su parte, llegaría a niveles similares a los de 2012 a 2014, con 119 millones de pares, inferior a los 125 millones de 2015. Con respecto a las compras externas, el trabajo añade que las importaciones volverán a crecer ante la mayor apertura del sector “que debe enfrentar un realineamiento gradual tras varios años de beneficio por el cierre del mercado y la protección de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI)”. El informe explica que la industria local enfrenta una mayor competencia externa, al reducirse los controles en los ingresos por importación por la decisión del Gobierno de abrir el mercado para incrementar la competencia y reducir el impacto inflacionario.

En línea con este documento, las estimaciones de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) también muestran una caída en las ventas de 5,8%; una reducción del consumo de 2,8% que alcanzó a los 3,34 pares por habitante por año. “Esta contracción se debe a la pérdida del poder adquisitivo y a los fuertes aumentos de precios para el sector de calzado”, señala la CAME. De hecho, según el IPC de la Ciudad de Buenos Aires, en lo que va del año los precios de los calzados subieron 43,1%.

FUENTE: EL CRONISTA

S.C.