Fuerte polémica por permitir a las inmobiliarias duplicar su comisión

En una polémica resolución, el Colegio de Corredores Inmobiliarios porteño (Cucicba) dio por inválido el tope vigente y autorizó a las inmobiliarias a “fijar” libremente por contrato “el monto de sus honorarios y de los gastos”

(CABA) En 2007, una ley de la Ciudad –la 2.340– estableció que la comisión no puede exceder el 4,15% del valor del contrato: un mes promedio de alquiler. Hace días, sin embargo, el ente que controla a los intermediarios permitió que sus honorarios puedan duplicar esa pauta, o ser incluso mayores. La medida, que fue tildada de “ilegal y abusiva” por defensores de inquilinos, ya genera pagos extras superiores a $ 6.000 a la hora de mudarse o renovar el alquiler.

En una polémica resolución, el Colegio de Corredores Inmobiliarios porteño (Cucicba) dio por inválido el tope vigente y autorizó a las inmobiliarias a “fijar” libremente por contrato “el monto de sus honorarios y de los gastos”, con la única restricción de respetar “los usos, prácticas y costumbres”, y “la buena fe, la moral y las buenas costumbres”. “A falta de estipulación expresa convenida por escrito” –sigue– la comisión será de “entre uno y dos meses de alquiler”.

“La medida marca un antes y un después. Pasamos de un arancel fijo del 4,15% a tener libertad de contratación. Lo que el Colegio recomienda es un honorario de entre uno y dos meses, en línea con los usos y las costumbres. Pero las partes ahora pueden negociar y firmar que sea sólo medio mes o que sean tres o cuatro. Rige la oferta y la demanda”, aclaró Héctor D’Odorico, el presidente de Cucicba.  Para la entidad de corredores, la medida era necesaria para “defender los derechos profesionales a percibir honorarios” por su trabajo. Pero del lado de los inquilinos rechazan el cambio y siguen considerando ilegal toda comisión mayor a un mes.

Lo que responden los inmobiliarios es que el techo de un mes de la norma porteña no lo eliminaron ellos, sino que quedó anulado por el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, que dice en su artículo 1.255 que “las leyes arancelarias no pueden cercenar la facultad de las partes de determinar el precio de las obras o de los servicios”.

Mientras, los inquilinos no tendrán más opción que pagar las comisiones que puedan negociar. Porque en la Ciudad, por ley, el ente encargado de sancionar a las inmobiliarias por comisiones excesivas es Cucicba, que acaba de avalar la suba. Aún así, se puede ir a la Defensoría o a Defensa al Consumidor (ver aparte).

La liberación de comisiones llega en momentos en que los alquileres subieron 36,2% en el último año, según el gobierno porteño. En la Ciudad, los hogares alquilados se multiplicaron en la última década y ya son un tercio del total. NT