Buenos Aires, 26/06/2017

Incidentes en una manifestación a favor y en contra a Nicolás Maduro en la Embajada de Venezuela

Algunas personas denunciaron que no pudieron acercarse por impedimento de organizaciones que defienden el gobierno bolivariano. La policía debió instalar una valla para separar ambas fracciones.

(CABA) Las protestas a favor y en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se replicaron en la Ciudad de Buenos Aires, desde este mediodía. Frente a la embajada de Venezuela, en el barrio porteño de Palermo, un grupo de personas que exigía la realización del Referendum denunció agresiones por parte de seguidores del dirigente Luis D’Elía, quien asistió con las banderas del chavismo.

Cerca de las 13 horas, venezolanos que residen en Argentina se presentaron frente a la Embajada, ubicada en Avenida Luis María Campos 170. Su intención era manifestarse en contra de la presidencia de Nicolás Maduro y solicitar que se efectúe el referéndum revocatorio durante este año. Sin embargo, no pudieron ni acercarse a la puerta de la institución por las organizaciones sociales y políticas que apoyan a la revolución bolivariana que les impidieron el paso.

“La gente de Luis D’Elia tomó la puerta de la Embajada y no nos dejaban pasar. Estaban muy agresivos y violentos. Nos tiraban conos y banderas y hasta intentaron golpearnos”, contó a La Nación una de las venezolanas que había asistido a la protesta en contra del chavismo.

Por esta razón, frente a la Embajada quedaron los seguidores de Nicolás Maduro. A una cuadra, detrás del cordón policial, se resguardaron quienes habían ido a apoyar la Toma de Caracas.

En un contexto delicado para los gobiernos progresistas de latinoamerica, luego del golpe parlamentario a Dilma Rousseff, esta acción de los que defienden el gobierno venezolano se debe a que el presidente Nicolás Maduro denunció que intentarían un golpe de estado en la fecha de hoy, con la manifestación nominada “La toma de Caracas”. También dijo que a cinco cuadras del Palacio de Miraflores, edificio presidencial, había un campamento paramilitar. En el día de ayer varios a periodistas que iban a cubrir la marcha -que convocó a más de un millón de personas- se les negó el ingreso al país, como a la argentina Teresa Bo que se desempeña en la agencia Al Jazeera, de Qatar.

S.C.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario