Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Fuerte iniciativa de vecinos porteños para prohibir a los “trapitos”

Comenzó a circular una petición en la pagina de internet Change.org, con el fin de reunir firmas para prohibir a los cuidacoches y limpiavidrios, sin autorizacion legal, en el ámbito de la Ciudad. (CABA) Por medio del sitio Web de peticiones Change.org, los ciudadanos porteños iniciaron una petición para prohibir a los cuidacoches y limpiavidrios, sin autorización legal, en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El objetivo...

Comenzó a circular una petición en la pagina de internet Change.org, con el fin de reunir firmas para prohibir a los cuidacoches y limpiavidrios, sin autorizacion legal, en el ámbito de la Ciudad.

0003478693

(CABA) Por medio del sitio Web de peticiones Change.org, los ciudadanos porteños iniciaron una petición para prohibir a los cuidacoches y limpiavidrios, sin autorización legal, en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El objetivo es juntar 100 mil firmas para enviar a la Legislatura, en donde ya se ha presentado un proyecto referente al tema.

Quien realizó el petitorio fue la vecina del barrio de Palermo, Lucia Carew, quien manifestó en el sitio Web “ante un Estado indefenso por servicios prestados de manera ilegal y en muchos casos bajo amenazas intimidatorias, debemos dar una respuesta para recuperar el derecho humano a la propiedad privada, un derecho avasallado en estos días por la violencia delictiva.

Necesitamos juntar 100 mil firmas, para poner límites para que los vecinos sientan que el Estado está de su lado, garantizando su seguridad, protección e integridad física. Hoy nos encontramos en una situación dual entre la vulnerabilidad y la privatización de los espacios públicos“, afirmó Carew.

Correspondiente a este tema, se presentó un proyecto en la Legislatura que plantea prohibir a los “trapitos“. El mismo es del Vicepresidente 1º del Cuerpo, Cristian Ritondo (PRO), quien asegura que “la idea es prohibir la actividad, en el caso de aquellos que no tengan permiso del Gobierno de la Ciudad“.

La norma prevé como castigo multas y hasta de uno a cinco días de prisión, y para aquellos que se descubra que están operando en grupo, el doble de la pena. La sanción se eleva al triple para los organizadores o jefes de la organización.

Anteriormente, el PRO había impulsado dos proyectos de ley en el mismo sentido que no consiguieron consenso en la oposición y no pudieron ser aprobados. Incluso, uno de ellos, generó un contraproyecto en el que el arco opositor se unió para crear un registro de los cuidacoches de la Ciudad y ordenar su actividad, el cual fue vetado por Mauricio Macri.

Es debido a esto que se propone apoyar la iniciativa planteada en change.org que “requiere no demorar más este tema y llegar a una concreción práctica: que pasemos de las palabras a medidas punitivas, concretas y directas

Comentarios

Ingresa tu comentario