Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Fuego, vandalismo y represión en Once, tras la aparición del cuerpo de Lucas Menghini

Once, una mezcla de tensión, furia e impotencia. La infantería está reprimiendo con balas de goma y gases a los manifestantes. Referentes del kirchnerismo acusan por Twitter a grupos como Quebracho y el Partido Obrero de provocar los demanes. Los manifestantes destrozaron molinetes, prendieron fuego carteles, rompieron vidrieras en los comercios del lugar y se enfrentaron a los policías apostados en la estación. Antes de que se desatara el caos...

20120224-211255.jpg

Once, una mezcla de tensión, furia e impotencia. La infantería está reprimiendo con balas de goma y gases a los manifestantes. Referentes del kirchnerismo acusan por Twitter a grupos como Quebracho y el Partido Obrero de provocar los demanes.

20120224-204402.jpg

Los manifestantes destrozaron molinetes, prendieron fuego carteles, rompieron vidrieras en los comercios del lugar y se enfrentaron a los policías apostados en la estación.

Antes de que se desatara el caos en la estación de Once, luego de que se conociera la noticia del hallazgo del cuerpo del joven de 20 años, el ánimo en el lugar comenzó a tensarse.

“!Asesinos!”, era el grito de un numeroso grupo de personas en la terminal. La tensión, que parecía consumida y apagada, aumentó en pocos minutos. La noticia de que se encontró el cuerpo de Lucas Menghini Rey en el cuarto vagón del tren de la línea Sarmiento, a más de 48 horas de la tragedia en Once, produjo un efecto de impotencia y bronca en la gente que se encuentra en la terminal.

El miércoles último, alrededor de las 19, ya se habían producido algunos incidentes entre la Policía y la gente que estaba en el lugar, aunque finalmente no pasó a mayores.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario