Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Frenan la demolición de la casa de Evaristo Carriego

Tras el rechazo en primera instancia del recurso de amparo presentado, ayer la Cámara dio la orden de no innovar. (CABA) En su edición del 22 de este mes y bajo el título “La destrucción impune de un bien cultural de la Ciudad de Buenos Aires”, Tiempo Argentino publicaba la noticia de que, pese a la oposición de los vecinos y la presentación de un recurso de amparo, se estaba...

Tras el rechazo en primera instancia del recurso de amparo presentado, ayer la Cámara dio la orden de no innovar.

1692160w645

(CABA) En su edición del 22 de este mes y bajo el título “La destrucción impune de un bien cultural de la Ciudad de Buenos Aires”, Tiempo Argentino publicaba la noticia de que, pese a la oposición de los vecinos y la presentación de un recurso de amparo, se estaba demoliendo la casa del poeta Evaristo Carriego de la calle Honduras 3784, Palermo, Comuna 14. Ayer, según lo informó a Tiempo Mónica Capano, coordinadora del Observatorio de Patrimonio y Políticas Culturales y una de las amparistas, el recurso presentado para que la demolición no se hiciera efectiva y que había sido rechazado en primera instancia, ante la apelación del fallo fue aprobado ayer, de modo que la demolición deberá cesar de inmediato.

“Nos enteramos de la inminente demolición de la casa de Carriego a través de los vecinos que nos acercaron su inquietud, cuenta Capano. Supusimos que, por ser esta casa una biblioteca, estaba protegida, pero luego nos dimos cuenta de que esto no significaba ninguna protección y que los edificios públicos, a diferencia de lo que creíamos, no tienen resguardos especiales frente al avance de esta especie de topadora del ‘progreso’ que propone el PRO. El agravante en este caso es que se sacrificaba un ícono del barrio y de la cultura para poner dentro un bar. Con Pedro Kesselman, que es un abogado muy sensible a estas temáticas, hicimos un amparo. No nos fue bien en primera instancia pero apelamos y hoy la Cámara nos está dando la razón. Es decir que ha dictado la medida cautelar de no innovar, es decir que no pueden continuar con las obras. Nuestra idea es lograr que la casa sea reparada para que vuelva a su estado inicial. El amparo fue presentado con testigos del barrio, porque la casa de Carriego se había transformado en un lugar en el que se reunían poetas, un espacio con una enorme presencia en el barrio. Lo más lamentable es que esto depende directamente del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. Hernán Lombardi es el responsable directo de querer instalar un bar dentro de una casa con el valor histórico de haber sido la vivienda de Carriego frecuentada por Borges. Además, es una ‘casa chorizo’ de las pocas casas típicas de Buenos Aires que quedan. Algo similar pasa con la Richmond. Salimos a defenderla con un amparo y ahora quieren poner allí un paseo de compras. Parece que se ensañan con Borges.” Capano afirma que Lombardi actuará de la misma manera con los coches viejos de la línea A, los llamados “brujas”, que pasarán a ser coches turísticos y para subir a los cuales va a haber que pagar un ticket de antemano, algo que no tiene nada que ver con lo que significa la protección del patrimonio.

Comentarios

Ingresa tu comentario