Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Francisco recibirá a las madres de la Tragedia de Once

En pleno desarrollo del juicio.

FAMILIARES-VICTIMAS-TRAGEDIA-ONCE_IECIMA20121122_0049_15

(CABA) Desde que sus hijos murieron en la Tragedia de Once los terceros domingos de octubre no fueron fáciles para ellas. Sin embargo, este domingo, Día de la Madre, será igualmente doloroso, aunque especial. Porque siete madres de muertos en el choque de la estación de Once del ferrocarril Sarmiento llegarán a Roma para entrevistarse con el Papa.

La delegación de madres -que fue consensuada por el resto de las mamás de las víctimas- está compuesta por María Luján Rey, Moni Pontiroli, Zulma Ojeda de Garbuio, Daniela Garzón, Esther Bustamante, Noemí Flores y Haydeé Alonso.

A ellas se suma, en nombre del resto de los familiares, Elisa Ojeda, tía de un fallecido, conocida entre el grupo más representativo de los allegados a las víctimas por su empuje y el compromiso permanente con el reclamo de Justicia.

El grupo de mujeres saldrá el sábado por la noche hacia Roma, arribará el domingo, y el martes tiene previsto asistir a las 6 de la mañana a una misa en Santa Marta. A las cinco de la tarde hora romana, será la audiencia con el Papa Francisco.

Mientras fue el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio estuvo siempre cerca de los familiares de las víctimas de la tragedia de Once. Cuando se cumplió el primer mes luego del choque que dejó 51 muertos y mas de 700 heridos, ofició una misa por las víctimas.

En marzo de 2012 Bergoglio señaló que detrás del choque fatal hubo “responsables irresponsables que no cumplieron con su deber“. Y agregó: “No queremos pegarles por pegarles, pero sí corregir su corazón porque su irresponsabilidad cuesta caro, porque no hay precio que pague una vida sesgada“. En esa oportunidad, en la misa que ofició en la Catedral Metropolitana, exhortó a los familiares a que lleven adelante “un reclamo sereno de justicia“. Por aquel entonces Bergoglio había esbozado una crítica al servicio ferroviario al afirmar que “no hay que acostumbrarse a viajar como ganado para ganarse el pan” y recordó que “casi la totalidad” de los fallecidos “venía a ganarse el pan dignamente“.

El encuentro entre las mujeres que perdieron a sus hijos entre los hierros retorcidos del Sarmiento se da en pleno desarrollo del juicio por la tragedia de Once.

El Tribunal Oral Federal Nº 2 -integrado por los jueces Jorge Tassara, Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu– tiene a su cargo el juicio para determinar las responsabilidades en la tragedia de los ex funcionarios kirchneristas del área de Transporte, de los empresarios de la firma Trenes de Buenos Aires que explotaba la concesión del Sarmiento y del maquinista que manejaba el tren que chocó contra la estación de Once.

Las madres que viajan a Roma llevan cartas y mensajes para el Papa del resto de los familiares de las víctimas. Y no podrán asistir a las audiencias del juicio programadas para el lunes y martes próximos.

Algunas de ellas faltarán por primera vez a la cita de todas las semanas en los tribunales de Comodoro Py. Pero lo harán porque llevan su reclamo hasta el Vaticano, donde hay un argentino que en 2012, apenas pasada la Tragedia de Once, los intentó consolar y les aconsejó pedir justicia de manera serena. El martes el papa Francisco sabrá de la propia voz de las mujeres, cuyos hijos murieron en el tren de Once, qué tanto ha sido escuchado, hasta ahora, el incesante pedido de justicia.

Fuente: infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario