Fracasaría el acuerdo por los pasantes de McDonald’s y el Gobierno

Fracasaría el acuerdo por los pasantes de McDonald’s y el Gobierno

(CABA) La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo ordenó ayer avanzar con el pedido de nulidad que presentaron diputadas nacionales y la CTA en contra del convenio que firmó el Ministerio de Trabajo y McDonald´s en el marco del programa empleo joven, que contempla la incorporación de 5 mil trabajadores a la firma de comida rápida bajo la categoría de “practicantes”, con ingresos que están por debajo del salario mínimo vital y móvil y sin derechos laborales básicos. La presentación judicial había sido rechazada en primera instancia.

El 12 de mayo, el Gobierno firmó un convenio con McDonald’s para que la firma incorpore jóvenes pobres y desocupados. La empresa Arcos Dorados Argentina S.A, que actualmente cuenta con 16.809 trabajadores en relación de dependencia, incorporaría a 5 mil empleados bajo la forma de “practicantes con posibilidad de progreso”. La remuneración prevista es de 4500 pesos, por debajo del salario mínimo, vital y móvil, actualmente de 8060 pesos. El escrito judicial apoyado por la CTA que justifica el pedido de nulidad del convenio advierte que “los trabajadores podrán estar contratados conforme a esta figura en reiteradas oportunidades, no tendrán recibo de sueldo, no se le harán aportes, no se abonará sueldo anual complementario, tampoco los recargos por la prestación de tareas durante días feriados y fines de semana ni la diferencia salarial conforme a la categoría del trabajador según la tarea específica desempeñada”.

La acción de amparo fue interpuesta hace dos meses contra el convenio firmado entre la cartera laboral y la empresa norteamericana. En primera instancia fue rechazada la presentación, desconociendo a la CTA y a las diputadas nacionales Araceli Ferreyra, Silvia Horne y Lucila De Ponti como portavoces del colectivo de trabajadores afectado. Sin embargo, ayer la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo revocó esa decisión y ordenó avanzar con el pedido de nulidad por considerar el convenio “violatorio del orden público laboral, así como del derecho internacional y la propia Constitución Nacional”. Convocó a una audiencia a los representantes del Ministerio de Trabajo y luego decidirá si anula o no el acuerdo. “No puede ser que dos trabajadores con igual tarea cobren distinto. Es una vuelta a las pasantías”, dijo a este diario Matías Zalduendo, secretario de Juventud de la CTA. La empresa argumentó que la medida afectaría a unos 200 jóvenes que ingresaron bajo el esquema de precarización. NT