Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Fotomultas en el Microcentro: instalan cámaras para controlar el ingreso de autos

Los coches particulares no pueden andar en la semana hasta las 16. Si los detectan, deben pagar $ 650. Con este sistema, se pasará de 325 infracciones diarias a 2.000.

(CABA) Los autos particulares que ingresen al Microcentro sin autorización de lunes a viernes entre las 11 y las 16 recibirán fotomultas por $ 650. El Gobierno porteño activó ayer un sistema de cámaras que detectan las patentes de los autos que circulan por esa zona con tránsito restringido. Para que quienes tengan que tramitar el permiso cuenten con tiempo, las multas comenzarán a labrarse a partir del 15 de febrero.

Así lo confirmaron en la Secretaría de Tránsito y Transporte de la Ciudad. Se trata de 24 máquinas colocadas en la zona delimitada por Avenida de Mayo, Carlos Pellegrini, Córdoba y Leandro N. Alem (con la excepción de Diagonal Norte y avenida Corrientes).

Esas máquinas cubren toda el área, y pueden registrar a cualquier vehículo cuando entra o sale de la zona restringida. De todas formas, si una cámara captara al mismo auto dos veces, sólo se computará una infracción por día.

La restricción en el Microcentro rige desde marzo de 2012, tomando como base una ordenanza de 1976 que había quedado en desuso. Se la impuso para reducir el uso del auto particular y preservar el espacio público en una zona por la que andan 1.000.000 de personas por día. De hecho, casi todas las cuadras de ese sector ya fueron peatonalizadas. “Gracias a esta medida logramos bajar de 35.000 a 15.000 los vehículos que pasan durante el día por esa zona”, comentó Juan José Méndez, secretario porteño de Tránsito y Transporte.

Hasta ahora, el control y las sanciones estaban a cargo del Cuerpo de Control de Tránsito. Pero cada vez que en el Centro había una emergencia, una marcha o un piquete, gran parte del personal debía dejar esa tarea, con lo cual la vigilancia se complicaba. Por eso, el año pasado se anunció la instalación de las fotomultas, que se había prometido para julio pero se concretó ahora.

La prohibición de circulación afecta únicamente a los autos particulares. Tanto ambulancias, patrulleros, motos, correos, grúas, vehículos de carga y descarga, camiones de caudales y otros tipos de vehículos pueden circular sin problemas.

Quienes tienen una cochera fija en la zona también pueden entrar al Microcentro, pero para ello necesitan pedir un permiso, cuyo costo es de $ 1.000 y se renueva anualmente. El trámite para solicitarlo se hace totalmente por internet, en la página www.buenosaires.gob.ar/movilidad. Los datos que se piden son los de la cédula verde y una documentación que acredite que uno tiene acceso a una cochera fija, ya sea una escritura, un contrato de alquiler o las tres últimas boletas del garaje. A los cinco días hábiles a más tardar, la Ciudad responde con un comprobante online, no hace falta ir a retirar un permiso porque los datos ya se suben a la base. El Gobierno porteño llegó a entregar hasta 7.000 permisos por año, y se estima que podrían llegar a 12.000, considerando la cantidad de cocheras fijas en la zona.

¿Cómo funciona el sistema? Cada cámara saca dos fotos, una de la chapa patente y otra del auto, para que quede claro en qué lugar se registró la infracción. Además, la imagen tiene la fecha, hora y la cuadra. Entre 20 y 30 días hábiles después, el infractor recibirá en su casa el acta. La sanción es de $ 650, el equivalente a 100 Unidades Fijas. Pero el costo podría subir, ya que las UF se calculan semestralmente en base al precio de medio litro de nafta súper, que si continúa aumentando terminarán encareciendo las sanciones.

Hasta ahora, con el sistema manual se registraban unas 325 infracciones diarias, pero los agentes de tránsito advertían a muchos automovilistas que no entraran. Ahora, todos serán controlados con el sistema electrónico: se estima que podrían labrar entre 1.500 y 2.000 infracciones diarias.

Se trata de las mismas cámaras que ya utiliza la Policía Metropolitana para detectar mediante la patente a los autos robados. De hecho, la información que recoja el Cuerpo de Tránsito será luego derivada a la fuerza de seguridad.

El servicio lo prestará la empresa Boldt, que ganó la licitación por dos años a cambio de $ 7.000.000. Todo lo que se recaude por las infracciones quedará para el Gobierno porteño. NR

fotomultas

Comentarios

Ingresa tu comentario