Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Facebook y Twitter, cómo hacen los candidatos para evadir la veda

La ley prohíbe los actos proselitistas 48 horas antes de la elección; sin embargo, los partidos y los mismos postulantes publican mensajes para seducir al electorado; qué opinan los políticos, las autoridades y los expertos en comunicación

Domingo soleado de elecciones primarias en la ciudad. Una de las precandidatas vota por la mañana. Alguien le saca una foto mientras inserta su boleta en una de las urnas de una escuela de Balvanera y ella la publica en su cuenta oficial de Twitter. Alrededor de 300 mil usuarios de la red social tienen acceso a la imagen. El viernes anterior había difundido enFacebook un extenso mensaje a los electores, a favor de su campaña. En ambos casos regía la veda electoral, que prohíbe a los partidos políticos realizar actos proselitistas 48 horas antes de la elección. ¿La candidata violó la ley?

La situación ocurrió los días previos y el mismo día de las PASO porteñas, el 26 de abril, cuando se votaban postulantes a la Jefatura de Gobierno. Fue la senadora Gabriela Michetti (Pro) quien exhibió la imagen y el texto, pero no fue la única. Desde las distintas fuerzas, Myriam Bregman(PTS-FIT), Martín Lousteau (ECO), Mariano Recalde (FPV), y Horacio Rodríguez Larreta (Pro) -entre otros- subieron a Twitter y a Facebook -entre otras redes virtuales- fotos, videos y textos a favor de sus partidos durante los dos días previos a las elecciones. Incluso el mismo domingo electoral, las publicaciones en sus cuentas oficiales los mostraban yendo a votar y después de votar. Lo mismo ocurrió en las elecciones nacionales de 2013 y 2011, cuando Twitter terminaba de instalarse como herramienta política.

Consultados sobre su posición respecto de los actos de campaña en redes sociales durante la veda. Nadie respondió, excepto Pro: “No se puede realizar ningún acto de proselitismo en la veda; que incluye a las redes sociales […]. Pero no existe ninguna prohibición expresa sobre comentar cosas cotidianas como las que cualquiera de nosotros publica en nuestras redes sociales, mientras no tengan que ver con la elección”, dijo a este medio Guillermo Riera, director de Comunicación Digital de la campaña de Mauricio Macri. Sin embargo Larreta, el candidato de Pro, publicó justamente el día del comicio, un mensaje que tenía que ver exactamente con la elección.

HECHA LA LEY…

El Código Nacional Electoral prohíbe expresamente “los actos públicos de proselitismo”, así como “publicar y difundir encuestas y sondeos preelectorales desde cuarenta y ocho horas antes de la iniciación del comicio y hasta el cierre”.

¿Publicar en redes sociales puede ser considerado un acto público de proselitismo?

Alejandro Tullio, director de la Cámara Nacional Electoral, dice que no. “Todavía las redes sociales no están alcanzadas por la ley electoral. Debe haber una prohibición explícita y esto no ocurre. Sí está alcanzado internet en tanto la publicidad que se haga en blogs o revistas digitales”, asegura el máximo responsable de aplicar la legislación político-electoral y organizar los procesos electorales.

Como contrapartida, Fernando Tomeo, abogado con vasta experiencia en derecho informático, cree que existe un “vacío legal”. “En Derecho aplica la analogía. Si la veda se aplica a los medios de comunicación, entonces debería aplicar también a las redes sociales, por extensión. Es ridículo que haya veda electoral en medios online, papel, en televisión y radio, pero no en redes. Debería aplicar también a Twitter y Facebook, por ejemplo”, sostiene.

El director Nacional Electoral, en cambio, insiste en que la difusión en redes no está regulada debido a “la naturaleza” de esas herramientas: “Uno elige seguir a un usuario en Twitter o hacerse amigo de otro en Facebook. Uno ve mensajes de sus amigos de Facebook o de la gente que sigue de Twitter porque uno quiere. Son consideradas comunicaciones de tipo interpersonal. Es una cuestión consensual, entre los usuarios hay un acuerdo bilateral”, sostiene el funcionario.

Martín Becerra, especialista en medios e investigador del Conicet, también descarta que los candidatos cometan un acto ilegal. Pero admite que hay un espacio para la duda: “Yo no diría que violan la ley. Sí que le hacen gambetas, donde la ley es ambigua. Las redes sociales descolocan la posibilidad de regular”, dice.

De hecho, no sólo no hay legislación específica sobre el tema, sino que tampoco se presentaron hasta ahora proyectos en el Congreso que prevean estas situaciones. Así lo reveló la senadora de la Comisión Unicameral de Asuntos Constitucionales del Senado, Laura Alonso (Pro). “No hay nada previsto. Trasladar la veda a las redes sociales es imposible porque aquella establece límites y en las redes sociales justamente no los hay”, sostuvo la senadora. “No me imagino a los juzgados electorales sumando una tarea más, de monitoreo de redes sociales, antes de las elecciones. Es un fenómeno de complejidad, hasta donde sé, irregulable”, agregó.

HUMOR SOCIAL

Un hashtag que circuló en Twitter en las últimas elecciones primarias en la Ciudad pintó el problema con humor. A través de #eludiendolaveda, los usuarios escribían frases como “La nena se portó mal: viene el próximo jefe de gobierno y la reta” (en referencia al precandidato de Pro, Horacio Rodríguez Larreta) o “Lo Zano sería que llegara a ser senador” (por Claudio Lozano, de Camino Popular).

Más allá de los chistes, los expertos diferencian los tipos de tuits. Por un lado mencionan aquellos emitidos por usuarios “civiles” -Becerra compara estas publicaciones con charlas “reales” entre ciudadanos sobre las elecciones, por ejemplo, en el colectivo o en la calle-; por otro, destacan los tuits que salen desde las cuentas oficiales de los partidos políticos o candidatos. Finalmente, se refieren a los que publican los “cibermilitantes” (usuarios de redes sociales que manejan uno o más perfiles y se ocupan -en muchos casos, a cambio de una paga- de difundir información a favor de determinadas fuerzas políticas -y en contra de otras-).

“Es difícil de probar quién es quién”, señala Becerra. El problema, asegura, sería la aplicación. “Sí, hay un vacío legal, pero de esta afirmación se desprende que se busca superar ese vacío, y no hay cómo hacerlo. Debemos estar cerca de las 18.000.000 de cuentas activas de Facebook. ¿Cómo controlás esto?”, se pregunta.

En internet, los alcances de la ley quedan difuminados y transforman el mundo virtual en terreno fértil para que los políticos puedan, una vez más, “gambetear”, esta vez, para difundir mensajes proselitistas, aún en veda electoral. Desde la medianoche rige, una vez más y hasta el cierre de los comicios generales, del domingo la misma prohibición en la Ciudad. La pregunta es: ¿usarán los candidatos las redes sociales para obtener votos, nuevamente?

Fuente: LaNacion

Comentarios

Ingresa tu comentario