Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Fabián Doman: “Tuve miedo de queda bobo”

Tiene Herpes Zóster.

El periodista sumó un nuevo problema de salud.

fabian-doman
Fabián Doman la está pasando cada día peor. A su dolor en las cervicales (tiene una hernia en la 5º y 6º vértebra cervical y una rectificación de la columna), le sumó un nuevo problema de salud: también tiene culebrilla. “Se juntaron los dos cuadros. Tenés la tormenta perfecta”, le dijo su médico.

“El nombre real de la enfermedad es Herpes Zóster. Es un virus que me atacó en la parte neurálgica. Siento hormigueo, un dolor terrible en el hombro y en el brazo. No aguanto más”, afirmó Doman, en diálogo con Muy.

“Me dijeron que me hicieron un trabajo. Nunca en mi vida sentí tanto dolor. No puedo ni pegar un ojo. Siento como latigazos en la espalda”, aseguró el periodista de C5N.

Con cuello ortopédico las 24 horas y reposo en su casa, ahora toma más medicamentos para intentar curar sus dos enfermedades.

“Tomo muchas pastillas. Una se llama pregabalina. Me recetaron 300 miligramos por día. Eso es como para un elefante. Además, me dan 800 de ibuprofeno cada 24 horas y tengo un derivado de la morfina en gotas, que sólo ingiero en casos de mucho dolor. Por suerte en estos días no tuve que usarlo”, confesó.

“Estoy un poquito mejor, pero no sé cuándo vuelvo al trabajo. Tengo que ir viendo día a día”, agregó el periodista, quien en diálogo con Caras contó que tuvo miedo de quedar bobo: “Hasta hoy estaba asustado porque no sabía si me tenían que operar y, la verdad, es que me sentía muy atemorizado de quedar bobo para siempre, porque una operación en la zona de la cervical no es lo más recomendable. Ahora ya sé que con reposo, medicamentos y paciencia, voy a estar en óptimas condiciones, dentro de unos meses”.

Además, criticó la actitud de su ex, Evelyn Von Brocke: “No me llamó ni me escribió. Me hace ruido que mi ex mujer, la madre de mis hijos, no se interese en lo más mínimo. Estoy muy sorprendido porque hay cosas que están encima de las diferencias. Siento que se perdieron los valores. Me mandó un mail por un tema económico y ni siquiera me preguntó cómo me encontraba de salud”.

A la revista Gente le dijo: “Evelyn no entiende que está afuera de mi cama. Ella no para de mencionarme, la contratan para hablar de mí. Podría ponerle un bozal legal, mia bogados me lo recomiendan. Estoy harto”.

La nueva enfermedad de Doman, la culebrilla, ataca a los nervios y a la piel. Puede producir pequeñas ampollas dolorosas en forma de anillo, además de un dolor muy fuerte en diferentes partes del cuerpo. Algunos síntomas son: parálisis motora o facial temporal, insuficiencia respiratoria e infecciones bacterianas. Además, hormigueos y fiebre en la zona afectada.

Comentarios

Ingresa tu comentario