Buenos Aires, 22/09/2017, edición Nº 1773

Exponen dibujos de la Casa del Puente para recuperarla de su abandono

La fundación de Amigos de la Casa del Arroyo expone croquis y bocetos de la magistral obra del arquitecto Amancio Williams en la galería Patrón de Palermo.

Por Berto González Montaner

(PBA) La Casa sobre el Arroyo en Mar del Plata, también conocida como la Casa del Puente, desembarcó en Buenos Aires, en el corazón del glamoroso barrio de Palermo Soho. En la galería Patrón, en el subsuelo de un moderno edificio en la calle Malabia 1644, la flamante fundación de Amigos de la Casa del Arroyo expone unos 48 dibujos de diversas técnicas de la magistral obra del arquitecto Amancio Williams.

Sus autores son un colectivo de arquitectos amantes del dibujo que salen a recorrer lugares y registrarlos con sus lápices, pinceles y carbonillas. Munidos de sus banquitos, atriles, cartucheras y blocks de dibujo –y también de gorras, pipas, mate y bizcochitos–, una vez por mes paran el mundo y hacen arte con edificios, lugares y paisajes urbanos. Entre ellos, que suman unos cincuenta dibujantes, croquiseros urbanos, hay importantes arquitectos como Sandro Borghini, Roberto Frangella, Edgardo Minond, Eduardo Di Clérico, Margarita Descole o Coco Rasdolsky. Pero en esta oportunidad, el objetivo fue, además de pasar un apacible momento dibujando, hacer una contribución solidaria para el rescate de la legendaria casa del músico Alberto Williams.

Semanas atrás viajé con mis alumnos de la FADU a Mar del Plata para hacer una recorrida por las mejores obras de Arquitectura Moderna de esa ciudad, siempre con la intención de que los chicos tengan la experiencia directa de recorrer esas construcciones canónicas.

Fuimos a Terraza Palace y a la Galería Rivadavia de Bonet (uno de los autores del BKF y del imperdible atelier de Paraguay y Suipacha), dos ejemplos notables de cómo pensar los edificios en relación al sitio donde están. Terrazas Palace en la costa, como lo indica su nombre, en Playa Grande, desarrollando generosas terrazas para disfrutar del mar y del horizonte; la galería, en pleno centro urbano, creando un basamento de escala peatonal donde están los locales y despegando la gran torre de departamentos. Recorrimos con admiración las “topográficas” instalaciones del Balneario de Playa Grande, las de La Perla de Clorindo Testa y el Cementerio de Bucho Baliero y Carmen Córdova. También visitamos el minimalista ACA de la avenida Colón de Antonio Vilar, el imponente edificio de Correos sobre la avenida Luro y el nuevo museo MAR de Monoblock… Pero cuando llegamos a la Casa del Puente ubicada en Matheu 3993 casi esquina Funes, en el barrio Pinos de Anchorena, el grupo vivió en carne propia una rara sensación: entre la contundencia de la obra y su magistral ubicación en el paisaje y la indignación por su estado de conservación. Para decirlo en pocas palabras y sin eufemismos: Un papelón.

¿Cómo es posible que una de las obras más importantes de la arquitectura nacional y latinoamericana, referente en todas las escuelas del mundo, todo un faro de la cultura arquitectónica, esté en ese estado de abandono? No hay argumentos que puedan explicar que no se hayan encontrado los mecanismos para restaurar una casa de apenas 274 metros cuadrados y su pabellón anexo de solo 126, un bien de un valor cultural y patrimonial incalculable.

Lo cierto es que la casa y el 60% de las dos manzanas que forman el conjunto fueron compradas por la Municipalidad de General Pueyrredón en 2012. Que según el Area de Patrimonio del municipio, a marzo de 2015 se necesitaban unos 7.674.000 pesos para recuperarla. Que en febrero de 2014 se licitó una primera etapa correspondiente al pabellón de servicio y que en agosto se empezaron las obras. Pero se hicieron mal, sin control y como dejaron de pagar, la obra hoy está parada. El municipio ya rescindió el contrato y ahora la Asociación Amigos de la Casa sobre el Arroyo, encabezada por la arquitecta María Hayde Pérez Maraviglia, se puso el tema al hombro. En principio, los 48 cuadros donados por los croquiseros urbanos están a la venta entre 2.500 y 4.500 pesos. Pero su recuperación necesita una ayuda aún mayor. Municipio, Gobierno nacional y provincial, colegios de arquitectos, facultades de arquitectura, empresas ligadas a la construcción y a la cultura… Lo que sea, hay que colaborar, antes de que este monumento sea irrecuperable.

casa del puente2

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario