Buenos Aires, 24/08/2017, edición Nº 2083

Exentas de impuestazo, se dispararía la venta de pick-ups

Al no pagar impuestos internos, por ser vehículos comerciales, las pick-ups no sufrirán aumentos tan marcados. (CABA) En el universo de autos de más de 239 mil pesos, que a partir del año que viene deberán tributar impuestos internos, se formará una isla: la de las pick-ups. Y allí las marcas esperan que se refugie una buena parte de los consumidores que estará a la búsqueda de una alternativa en...

Al no pagar impuestos internos, por ser vehículos comerciales, las pick-ups no sufrirán aumentos tan marcados.

duster_pick_up_98713100

(CABA) En el universo de autos de más de 239 mil pesos, que a partir del año que viene deberán tributar impuestos internos, se formará una isla: la de las pick-ups. Y allí las marcas esperan que se refugie una buena parte de los consumidores que estará a la búsqueda de una alternativa en el mercado.

Por tratarse de vehículos comerciales, destinados al trabajo, las pick-ups nunca pagaron impuestos internos en la Argentina. Incluso en nuestro mercado se da la paradoja de que camionetas como las Chevrolet S10 y Toyota Hilux están exentas del tributo, pero sí deben pagarlo sus versiones adaptadas para pasajeros: Trailblazer y SW4.
Sin embargo, las pick-ups modernas están lejos de ser las rústicas herramientas de trabajo del pasado. Tienen elevados niveles de equipamiento de confort, gran tecnología, motores eficientes y hasta niveles de seguridad por encima de la media del mercado. No es casual que, en buena parte del país, las pick-ups de doble cabina se hayan adoptado como vehículos para el trabajo, pero también para la familia y el esparcimiento.

Según diferentes fuentes del mercado, las marcas esperan que, con la aprobación del impuestazo, se produzca en los próximos meses una migración de usuarios hacia el segmento de las camionetas, que ya era uno de los más demandados. El mayor pase se estima que se producirá desde el mercado de las SUVs compactas y otros vehículos todo terreno, que a partir de ahora deberán pagar impuestos internos.

Con matices, las automotrices ya dan por descontado un enroque en la demanda de la siguiente manera: de Rav4 a Hilux, de Kuga a Ranger, de Tiguan a Amarok, de Captiva a S10, de X-Trail a Frontier, de Outlander Sport a L200 y de Journey a Ram.

Incluso marcas que hasta ahora no tenían presencia en el segmento de las pick-ups, como Honda, evalúan la posibilidad de traer camionetas como la Ridgeline, que este año desembarcó en Uruguay. Renault, por su parte, trabaja en una variante pick-up de la Duster. Y Fiat también proyecta una pick-up más grande que la Strada.

Fuente consultada: Autoblog

Comentarios

Ingresa tu comentario