Buenos Aires, 26/09/2017, edición Nº 1777

Exclusivo: un preso de Devoto reclama $ 95.000 por “despido sin causa”

Realizaba tareas laborales bajo el régimen de trabajo para convictos; se enfermó y lo desafectaron aduciendo faltas reiteradas.

(CABA) Un preso del penal de Devoto que realizaba tareas laborales bajo el régimen de trabajo para convictos reclama al Servicio Penitenciario Federal, al Ministerio de Justicia y al Encope una indemnización de 95 mil pesos por despido sin causa.

Se trata del interno Renzo Ranieri, condenado a perpetua, quien entre 2001 a 2013 trabajó primero en el taller de imprenta y luego en el de panadería. A principio de junio de 2013, comenzó a sentir un fuerte estado gripal, por lo que se ausentó varios días al trabajo. Asimismo, tuvo fuertes dolores lumbares, siendo oportunamente atendido por La Caja ART. Pero en noviembre de ese mismo año recibió un acta de desafectación de tareas aduciendo una serie de inasistencias como faltas reiteradas.

Estas inasistencias se encuentran debidamente acreditadas de conformidad con las constancias médicas que se acompañan”, afirma la demanda iniciada por el letrado apoderado de Ranieri, el Dr. Mario Fuscaldo.

La misma sostiene que mientras “las demandadas hacen foco en que la relación laboral (que pretenden sublimar bajo el mote de “laborterapia”), integra un tratamiento de reinserción social y que por ello sólo le corresponde el abono de las horas trabajadas, desamparándolo de todo principio protectorio laboral”, “el trabajo voluntario prestado por los internos en la prisión, tiene plena protección constitucional, ya que el art. 14 de la Carta Magna garantiza a todos los habitantes de la Nación el derecho de trabajar y ejercer toda industria lícita y el art. 14 bis declara, que el trabajo en sus diversas formas, gozará de la protección de las leyes”.

El reclamo se suma a un fallo de diciembre del año pasado de la Sala II de la Cámara Federal de Casación que determinó que un preso de una cárcel federal podía tener sueldo mínimo, vital y móvil, aguinaldo, vacaciones, licencias justificadas, ART, condiciones de higiene y seguridad y aportes jubilatorios.

Tras este nuevo caso, el trabajo en las cárceles y los derechos laborales de los presos volverán a estar en la mesa de debate.

Comentarios

Ingresa tu comentario