Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Ex jugador de Racing debutó en Soñando por Cantar

El ex futbolista de Racing Club, Walter Fernández Laus, demostró su don musical en Soñando por Cantar, el programa que conduce Mariano Iúdica en El Trece. Para sorpresa de todos, Walter Fernández Laus se presentó en el escenario para hacer “Todo a pulmón”, de Alejandro Lerner. “Es el penal más importante de mi vida y delante de cuatro arqueros impresionantes. Con la música volví a sentir la adrenalina”, confesó. El...

El ex futbolista de Racing Club, Walter Fernández Laus, demostró su don musical en Soñando por Cantar, el programa que conduce Mariano Iúdica en El Trece.

Para sorpresa de todos, Walter Fernández Laus se presentó en el escenario para hacer “Todo a pulmón”, de Alejandro Lerner. “Es el penal más importante de mi vida y delante de cuatro arqueros impresionantes. Con la música volví a sentir la adrenalina”, confesó. El propio Lerner lo fue abrazar para felicitarlo: “Llevó mi canción por un lugar hermosísimo”. Walter continuó: “En los viajes cantábamos con los compañeros y los únicos que me aguantaban eran los hinchas. Rubén Paz, Ítalo Ortíz y el Pato Fillol lo sorprendieron en escena a Fernández y cantaron con Alejandro “Volver a empezar”. “Walter es un monstruo”, dijo el uruguayo que llevara la 10 albiceleste; “Se lo recontra merece. En las concentraciones ya lo hacía muy bien. Es un hermano para mí” (Ortiz). “La rompía antes y me gustó mucho lo que hizo. Hacía un tema de Alberto Cortez también”, recordó el Pato Fillol. Patricia Sosa bromeó: “Me hiciste olvidar que soy hincha de Independiente”.

SIETE GANADORES EN TIGRE

El jurado compuesto por Sosa, Valeria Lynch, Alejandro Lerner y Oscar Mediavilla eligió a siete participantes para pasar de ronda: Se trata de Nelly Macano, Roque Catalano, Miriam De Luca, Maximiliano Pippolo, Jorge Bach, Diego Fortés y el propio Walter Fernández.

PONÉ LOS FIDEOS… ESTAMOS TODOS

Con 74 años, la venezolana Nelly Marcano –madre de las hermanas que iluminaran el programa la semana pasada- no sólo cantó “Como toda mujer”, sino que también tocó el piano. Lamentó que uno de sus nietos, Jean Carlos, no pudiera verla ya que vive en Estados Unidos. El conductor le pidió a la familia que suba a cantar con Nelly y le dijo: “Te traje un pianista: ¡adelante Jean Carlos!”. La Sra. Marcano casi se muere de la emoción. Juntos cantaron “Venezuela” y recibieron una ovación de todo el Niní Marshall.

UNA GALA QUE LE TRAJO PROBLEMAS AL JURADO

Oscar Mediavilla paró las rotativas antes de seleccionar a los que clasificarían a la final: “Hoy no tengo ganas de elegir”. La referencia tuvo que ver con el nivel superlativo de los aspirantes.

Gastón Alfaro interpretó “Seguir viviendo sin tu amor”, de Spinetta, y se tomó revancha de la última tormenta que se llevó todos sus instrumentos de su casa en Lomas del Mirador. La maestra de La Plata Silvia Luna Paz (“Volver a amar”, Cristian Castro) roció de ternura el escenario a pesar de que los nervios la traicionaron. Roque Catalano (“Amarte es un placer”, Luis Miguel), dueño de una fábrica de pastas y ex compañero de colegio del hermano de Iúdica, emocionó con el recuerdo al conductor: “Mi hermano cantaba muy bien y estoy seguro que desde donde esté es fanático de este programa”, dijo Mariano.

Desde Saladillo y con una gran hinchada, Miriam De Luca demostró su don y dio una lección de canto con “Je ne regrete rien” (Edith Piaf). “Una intérprete exquisita”, señaló Valeria Lynch antes de pedirle un tango. Daniel Caire, cantante de una comparsa de Gualeguaychú, ofreció miles de matices para entonar “Just a gigoló”, de David Lee Roth. La bellísima Celeste Montervino emuló a Celine Dion (“The power of love”) y fue elogiada por Lerner con un pedido: “Creo que tenés mucho más para dar”. Un calabrés radicado en nuestro país, Nicolás Felici, trajo a un pianista y la música de un artista italiano como Luciano Pavarotti al cantar “Torna a surriento”. Mara Alonso (“Alma, corazón y vida”, Soledad) le da pelea al cáncer de mamas y en medio de su tratamiento, dio un mensaje de prevención al público.

Uruguay tuvo su representante en la gala, ya que Lorena Ifran le cantó a su familia montevideana “El amor después del amor” (Fito Páez). Después, el fletero de Berazategui Maximiliano Pippolo le dedicó a su mujer e hija “Si nos dejan”, de Luis Miguel. Y la rompió. “¿Qué hace una persona con tu voz de fletero?”, le preguntó Patricia Sosa, “No dejes tu vocación de lado, aunque sea cantá en un pub o en una esquina. Uno entristece si no”.

Brillante fue la performance de los artistas callejeros Marcos y Lucas Gómez (“Roja boca”, Jorge Rojas) con armonías que impactaron al jurado. El vendedor de comida para mascotas Jorge Bach (“Amor salvaje”, Chaqueño Palavecino) dejó anonadada a Valeria Lynch. El participante se quebró: “Siempre canté para turistas y soñaba con hacerlo a mi pueblo”. “Lo hiciste y vas a la final”, le dijo Mediavilla. Más de 100 kilómetros hizo Diego Fortes desde Chascomús para subirse al “caballo alado”: eligió “Me dediqué a perderte”, de Alejandro Fernández. “Con razón tenías esa hinchada. Sos un super cantante. Le has traido un problema más al jurado”, reconoció Lynch.

Comentarios

Ingresa tu comentario