Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Evo, Ollanta y Franco están felices: Cris flexibiliza los límites para enviar dinero a sus países

Se habilita la transferencia de dólares y las empresas de envío de dinero bajaron un poco las altas comisiones. Dinero fresco para países limítrofes. (Ciudad de Buenos Aires) Entre tanta restricción, el Gobierno dio una señal en sentido contrario: subió de u$s 300 a u$s 500 el máximo permitido a países de Sudamérica, México y Panamá. Además, ahora será posible llevar los dólares para hacer efectiva la transferencia y que...

Se habilita la transferencia de dólares y las empresas de envío de dinero bajaron un poco las altas comisiones. Dinero fresco para países limítrofes.

(Ciudad de Buenos Aires) Entre tanta restricción, el Gobierno dio una señal en sentido contrario: subió de u$s 300 a u$s 500 el máximo permitido a países de Sudamérica, México y Panamá. Además, ahora será posible llevar los dólares para hacer efectiva la transferencia y que esos mismos dólares sean recibidos en el extranjero.

El cerrojo cambiario aplicado por la AFIP y el Banco Central que había restringido en los últimos meses la cantidad de dinero y la moneda permitida para enviar dinero al exterior a través de las transferencias internacionales fue flexibilizado, en parte.

Firmas como Western Union, una de las mayores empresas que se dedica a las transferencias en el mundo, permitían ayer girar hasta u$s 500 cada 30 días y hacerlo directamente en la moneda estadounidense, es decir, llevar los dólares a la ventanilla de una sucursal para hacer efectiva la transferencia y que esos mismos dólares fueran recibidos en la moneda estadounidense en el extranjero.

A la vez, se evidenció un fuerte recorte en las comisiones que cobran por enviar dinero al exterior. Hasta hace unos días, el envío de dólares estaba prohibido y el límite máximo era de $ 1.318, es decir, unos u$s 300, aunque sólo en moneda local. Desde el 13 de julio el tope máximo en pesos pasó a $ 2.250, un 72% por encima del techo precedente. Las cifras fueron confirmadas por la propia empresa en tres sucursales de la Ciudad de Buenos Aires y a través de su línea 0800.

Otro de los cambios que se registró en las últimas horas fue un brusco recorte en las comisiones aplicadas para el envío de dinero. Para quienes deseen enviar dinero a un país limítrofe, por ejemplo Uruguay, un envío de u$s 500 implica un costo de u$s 185, es decir un 37%.

De la misma forma, un envío de $ 1.300 (unos u$s 280) a Chile o México también ubica los costos en 37%, es decir, $ 481,33 (unos u$s 105 si se quiere que ese dinero se reciba “en minutos) o en $419,33 para un envío que tarda 24 horas.

Hasta la semana pasada, el mismo envío de dinero, con un destino similar, podía llegar a u$s 150 de comisión, lo que implica un 50% de costo si se tiene presente que el máximo era de u$s 300 aunque en su equivalente en pesos.

Con estas comisiones, y a pesar del recorte del 30% en los costos, el giro de divisas desde la Argentina se ha convertido en uno de los más caros del mundo dentro del tarifario de Western Union, incluyendo Estados Unidos o algún país de la zona euro como España o Alemania donde las comisiones no superan el 5%. En tanto, en Latinoamérica, dependiendo del país, las tarifas oscilan entre el 8% y el 14%.

En octubre de 2011, cuando no había restricciones de ningún tipo, la ecuación era otra. El envío de dinero a países como Bolivia, Chile, Brasil, Paraguay, Perú o Uruguay los costos partían de los u$s 5 para transferencias en minutos de hasta u$s 60; y llegaban hasta 5% más u$s 3, entre u$s 300 y u$s 7.500. Hoy sólo está permitido girar dinero a través de remesadoras a los países de Sudamérica, México y Panamá.

El fuerte encarecimiento de las comisiones afecta a ciudadanos paraguayos, bolivianos, peruanos, uruguayos o de otros países de la región con necesidad de ayudar económicamente todos los meses a sus parientes. (Cronista)

Comentarios

Ingresa tu comentario