Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Un estudio revela la importancia de incluir banana y palta en la dieta

Puso en manifiesto el impacto de seguir un régimen alimentario rico o deficiente en potasio. Qué beneficios aportan estas frutas para el organismo.

(CABA) La banana es una de las frutas más populares y consumidas en la mayoría de los hogares. Alimento nutritivo y delicioso, además no presenta mucha dificultad para comerlo. Es ideal para cualquier momento. Y a pesar de que algunos tratan de evitarlo por su alto contenido de azúcar y carbohidratos, hace su aporte al bienestar general.

Por su parte, la palta también contiene varios componentes que son muy positivos para distintas funciones corporales. Llamados plátanos o aguacates, estas dos frutas fueron objeto de estudio de un equipo de científicos de la Universidad de Alabama, en Estados Unidos, que trataron de definir su valía para el organismo.

En concreto, la investigación de los expertos estadounidenses mostró por primera vez cómo los alimentos ricos en potasio protegen frente al desarrollo de la aterosclerosis. Son aliados para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Ayudan a proteger el organismo de ataques al corazón, regulando la calcificación vascular y la rigidez arterial.

La calcificación vascular es un factor de riesgo que predice complicaciones cardiovasculares adversas de varias enfermedades, incluyendo la referida aterosclerosis. La información recopilada se suma a anteriores en la que se relacionaba la ingesta dietética reducida de potasio con enfermedades cardíacas, como la hipertensión, y el accidente cerebrovascular.

Los análisis se realizaron en roedores, que fueron divididos en tres grupos a los que se administró una dieta con distintos niveles -bajos, normales o elevados- de potasio. Los animales con una alimentación deficiente en potasio experimentaron un incremento muy significativo de la calcificación vascular. Por el contrario, aquellos que disfrutaron de una dieta rica en potasio no sufrieron una calcificación de sus arterias y venas.

Los resultados, publicados en la revista JCI Insight, también mostraron que los ratones que seguían una dieta baja en potasio presentaron arterias más sólidas, endurecidas, lo que se traduce en más posibilidades de sufrir coágulos, mientras que aquellos a los que se les habían administrado altas dosis tenían la aorta más dilatada.

Para los investigadores, su trabajo sienta “un papel causal potencialmente nuevo de la ingesta dietética de potasio en la regulación de la calcificación vascular aterosclerótica y la rigidez”. Los estudios “descubrieron mecanismos que ofrecen oportunidades para desarrollar estrategias terapéuticas para controlar la enfermedad vascular”.

Paul Sanders, profesor de nefrología y uno de los autores del estudio, aseguró: “Los resultados del estudio tienen importantes implicaciones porque demuestran los beneficios de una dieta rica en potasio a la hora de prevenir calcificaciones cardiovasculares y arterioesclerosis en ratones y los efectos adversos de una pobre en esta sustancia”. NR


Fuente consultada: infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario