Buenos Aires, 17/08/2017, edición Nº 2076

Estancia La Brava, un lugar ideal para descansar

A 240 kilómetros de la Capital Federal, dentro del partido de Junín, se encuentra Estancia La Brava. Un casco histórico remodelado con todo el confort para pasar unos días de descanso entrando en contacto con la naturaleza y la calma. (Provincia de Buenos Aires – Destinos parabuenosaires.com) Este lugar, ubicado en la Provincia de Buenos Aires, cuenta con más de mil hectáreas administradas por cuatro hermanos. El inmenso verde, sus frutales y...

A 240 kilómetros de la Capital Federal, dentro del partido de Junín, se encuentra Estancia La Brava. Un casco histórico remodelado con todo el confort para pasar unos días de descanso entrando en contacto con la naturaleza y la calma.

(Provincia de Buenos Aires – Destinos parabuenosaires.com) Este lugar, ubicado en la Provincia de Buenos Aires, cuenta con más de mil hectáreas administradas por cuatro hermanos. El inmenso verde, sus frutales y huertas introducen al turista rápidamente a la típica vida de campo.

Dentro del monte se disfrutan la ganadería y la agricultura, además del canto de los pájaros y de las diferentes actividades que ofrece la estancia.

El alojamiento cuenta con diferentes habitaciones, el cuarto de la Torre es uno de los que más llaman la atención, porque además de ser acogedor, con chimenea, escritorio y amplios espacios, tiene un balcón desde donde se pueden observar los hermosos jardines.

Si bien es un lugar para que los adultos se relajen y aprendan de la vida campestre, también los chicos son bienvenidos. Para que estos se diviertan, el espacio ofrece diferentes actividades, como cabalgatas por la zona, visitar el tambo; en dónde pueden ordeñar vacas lecheras que producen 6000 litros que son recogidos todos los días por La Serenisima. A su vez se puede realizar un avistaje, o en el caso de días calurosos, disfrutar de la pileta o las excursiones de pesca a la laguna El Carpincho.

Aunque La Estancia abrió sus puertas hace no mucho tiempo, la historia del lugar nos remonta a comienzos del siglo XX, cuando pertenecía a Justo Saavedra. Luego pasó por diferentes manos hasta llegar a la actualidad a manos de los hermanos Hardoy, quienes con mucho esmero hicieron de esta estancia un lugar único para pasar unos días a todo confort.

Web: http://www.estancia-labrava.com.ar

Texto: Sofía Quilici

Comentarios

Ingresa tu comentario