Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Espacio Modos, un reducto de arte y diseño en Palermo Soho

(CABA) “Buscamos acercar el arte al bolsillo del que no puede, o cree que no puede, comprarse un cuadro”, define Mariela Waisbord, dueña, junto con su marido Luis Zorraquín, de Espacio Modos. “A la gente que no pertenece a este mundo pueden intimidarle las artes plásticas; por eso, para el que no se anima a comprarse un cuadro, tenemos una especie de shopping, como en los museos, donde pueden comprar...

(CABA) “Buscamos acercar el arte al bolsillo del que no puede, o cree que no puede, comprarse un cuadro”, define Mariela Waisbord, dueña, junto con su marido Luis Zorraquín, de Espacio Modos. “A la gente que no pertenece a este mundo pueden intimidarle las artes plásticas; por eso, para el que no se anima a comprarse un cuadro, tenemos una especie de shopping, como en los museos, donde pueden comprar objetos de diseño, réplicas chiquitas o serigrafías”, añade. Pero Modos es mucho más que eso.

Su historia comenzó cuando al matrimonio le “pusieron a disposición” una propiedad en el barrio porteño de Palermo –en la zona conocida como “Soho”– y tuvieron que pensar qué hacer con ella. “Yo trabajaba en Telefónica; pero Luis es director de cine y mi hermano es artista plástico”, cuenta Waisbord. “Como a nosotros nos gusta mucho el arte, pensamos en hacer un multiespacio cultural que tuviera una galería, un auditorio para proyectar películas que no pertenecieran al circuito comercial, una tienda con una oferta ad hoc y un bar, como para redondearlo como punto de encuentro”.

Con ese plan, Modos abrió en mayo de 2014, después de haber remodelado y acondicionado el lugar, principalmente para construir el auditorio para 30 personas –la pantalla y el equipo de sonido lo convierten en un microcine de calidad- y la cocina.

Lo que más les costó a Zorraquín y Waisbord fue aprender el rol de galeristas. “Como ninguno de los dos estaba involucrado con ese ambiente, encontrar el modelo de negocio nos llevó un tiempo”, admite la emprendedora. “Hay todo un mundo de artistas que quieren crecer, y para cada uno, su muestra es un momento de gloria. Nosotros tenemos que acompañarlos con los pies sobre la tierra”.

En poco más de un año, 72 artistas clásicos expusieron en Modos. El abanico de precios de los cuadros es variado: aunque el grueso de las ventas se ubica en el rango de $5.000, los hay desde $1.000 hasta $15.000. “Pero tratamos de no irnos de ese promedio”, afirma Waisbord.

Sin embargo, por tratarse del primer año del negocio, los ingresos provinieron en su mayor parte del alquiler del auditorio para eventos, como por ejemplo, presentaciones de libros o las inauguraciones de las muestras; y, en menor medida, de la tienda de objetos de diseño.

En este último ítem, la curaduría es especialmente trabajosa, dada la inmensa cantidad de diseñadores que hay en Buenos Aires. “Hicimos una primera selección de artículos que compramos y de otros que recibimos en consignación”, indica Waisbord. Y observa que los que mejor funcionan son los que pasan por la feria Puro Diseño o por la tienda del Malba. “Ese es más o menos nuestro estilo”, afirma.

En cuanto al bar, está concesionado a Smoothway (inscripta en la categoría “fastgood”: comidas rápidas, pero naturales y saludables).

Los ciclos de cine en Modos se iniciaron armando programas con el criterio de que las películas estuvieran relacionadas con las muestras. “Le preguntábamos al artista con qué filmes se les ocurría vincular su obra, y luego, nuestra programadora, Lucila Ruiz –graduada de la Universidad del Cine– hacía propuestas en base a eso”, explica Waisbord. “Este año empezamos a armar ciclos independientes de las muestras plásticas, en función de temáticas que se nos van ocurriendo. El último, por ejemplo, fue de cineastas mujeres”.

Todavía no obtuvimos beneficios económicos, pero estamos contentos porque cada parte del multiespacio fue tomando su propio vuelo”, sostiene la emprendedora. “Con lo cual ya está cumplido nuestro proyecto de poner en funcionamiento un espacio que conjugue varias disciplinas artísticas”.

espacio modos

Fuente: Paula Ancery en Clarín.

Comentarios

Ingresa tu comentario