Escuelas privadas de la Provincia: cobrarán un plus por “renovación tecnológica”

Será una vez al año y costará hasta el 10% de la matrícula, sumado al inminente aumento de las cuotas.

(PBA) Mientras las autoridades y las cámaras que agrupan a colegios privados se preparan para discutir el próximo aumento en las matrículas, los padres de los alumnos recibieron el aviso del primer ajuste del año. Los establecimientos fueron autorizados a cobrar hasta un 10% de aumento en concepto de “cuota de equipamiento tecnológico”, que se liquidará durante todo el año 2016.

Las notificaciones ya fueron remitidas a los matriculados y resultó una ingrata sorpresa, otro golpe al bolsillo que ya comenzó a generar quejas en los padres de los alumnos.

Se trata de una disposición del área de Educación Privada (Diepregep) de la Dirección de Escuelas bonaerenses, aprobada el 2 de diciembre de 2015, una semana antes del cambio de gobierno.

La resolución establece que los institutos podrán cobrar ese monto extra como compensación por la “actualización y mantenimiento” de los equipos tecnológicos que hayan adquirido el año pasado. La justificación es la siguiente: “Este monto permitirá a los establecimientos educativos privados continuar brindando a sus alumnos una educación de calidad, que no se vea condicionada por falta de insumos o la desactualización de los mismos”.

Fue firmada por todas las entidades que agrupan a los centros educativos y por los anteriores funcionarios de Escuelas. Fuentes del sector admitieron que “es una forma de actualizar las cuotas que tienen retrasos de hasta el 50%”. Tiene idéntica lógica a la “cuota de compensación por mejoras edilicias” que se incluyó en el esquema tarifario en 2004 (resolución 8457 de la DGEyC). Ese adicional también es del 10% y supuestamente se usa para el mantenimiento de infraestructura.

En Escuelas explicaron que para aplicar el ajuste los colegios deberán presentar las facturas de las compras en tecnología realizadas en 2015. “Si los padres advierten que les cobran pero no hubo mejoras pueden denunciar ante los inspectores”, aclararon.

Una de las cámaras reconoció ayer que hicieron “un relevamiento entre 400 colegios y el 60% no va a aplicar esta medida, porque los padres la van a rechazar”. No obstante, ayer varios centros educativos platenses comenzaron a enviar las notificaciones a los domicilios de las familias.

En Buenos Aires hay 5.500 establecimientos no estatales y el 80% recibe subsidios para pagar algo o la totalidad de los sueldos docentes. Este segmento (unos 4.500) tienen una tarifa regulada por el gobierno.

En el sistema privado bonaerense asisten 1,2 millones de estudiantes y están contratados 65 mil educadores de los niveles inicial, primario y secundario.

El 17 de marzo se realizará la primera reunión para discutir el incremento que se aplicará en 2016. Los empresarios piden aumentar 30% y Escuelas quiere que no supere el 25. Este debate se hace siempre después del cierre de la paritaria con los docentes, que este año fijó una mejora del 34,6%, aunque casi un tercio de ese monto lo financia la Nación.

El año pasado, los propietarios de colegios privados lograron que el gobierno bonaerense autorizara un ajuste de 29,7% en la tarifa de los aranceles. El 23% lo pagaron a principios de abril y el segundo tramo se completó en agosto. NT