Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Escuela Ramón Falcón cambia su nombre y homenajea a un desaparecido

La legisladora Laura García Tuñón, que fue docente en ese establecimiento del barrio de Balvanera, presentó el proyecto para cambiarle el nombre. Padres, docentes y alumnos de la Escuela Nº 15, Distrito 6º, consensuaron que deje de llamarse “Ramón L. Falcón”, por el jefe de Policía represor, y llevaron su pedido a la Legislatura. Desde ahora, el colegio recordará a Jorge Luis Chinetti. (CABA) La Escuela Primaria Nº 15 del...

La legisladora Laura García Tuñón, que fue docente en ese establecimiento del barrio de Balvanera, presentó el proyecto para cambiarle el nombre. Padres, docentes y alumnos de la Escuela Nº 15, Distrito 6º, consensuaron que deje de llamarse “Ramón L. Falcón”, por el jefe de Policía represor, y llevaron su pedido a la Legislatura. Desde ahora, el colegio recordará a Jorge Luis Chinetti.

desaparecidos_copy_1

(CABA) La Escuela Primaria Nº 15 del Distrito 6º, de La Rioja 660, en el barrio porteño de Balvanera, dejó de llamarse “Ramón L. Falcón”. Su nuevo nombre homenajea a un docente de Educación Física desaparecido durante la última dictadura cívico-militar. Por el voto de maestros, padres y vecinos, y la validación en la Legislatura gracias a un proyecto de Laura García Tuñón, del bloque Buenos Aires para Todos, la institución educativa pasó a llamarse “Maestro Jorge Luis Chinetti”.

La directora del colegio, Ivonne Peralta Cabrera, contó que gracias a esta iniciativa se está “reconstruyendo la historia de Jorge Luis, a través de los testimonios orales de su familia, su hija y su esposa, y de sus amigos y compañeros. En este distrito tenemos un trabajo muy profundo con la identidad y la pertenencia, y en los últimos años, con la memoria, así que es un orgullo homenajear a un maestro que estuvo muy comprometido con los derechos de sus compañeros y también de los niños”, dijo.

La autora del proyecto legislativo fue maestra en esta escuela hace 20 años, y expresó: “Nos alegra que una institución tan importante para nuestra sociedad, como es la escuela, deje de llevar el nombre de un personaje nefasto de nuestra historia, y en su lugar se reivindique la memoria de un maestro desaparecido.” Falcón fue el jefe de la Policía que en 1909 ordenó una sangrienta represión contra trabajadores en huelga, dejando 11 muertos y 40 heridos.

El nombre de Chinetti fue consensuando con la comunidad educativa a partir de una lista que incluía a varios docentes. Cabrera Peralta explicó que “nuestra escuela se especializa en Educación Física, por eso terminamos eligiendo a un docente de esa disciplina”. La elección fue acompañada por padres, docentes, directivos y alumnos.

El personal de la escuela se reunirá mañana para decidir el día en que recordarán a su patrono. “Nos tenemos que poner de acuerdo en la fecha que vamos a elegir, luego deberá ser oficializada por el Ministerio de Educación. El primer acto que hagamos será muy sentido”, dijo la directora. «

La memoria del “chino”

El docente de Educación Física Jorge Luis “Chino” Chinetti fue detenido por un grupo de civiles armados en horas del mediodía del 16 de agosto de 1976, en la esquina de la Escuela N° 24, DE 17, “Roberto M. Ortiz”, en la calle Bahía Blanca, entre Baigorria y Marcos Sastre. Estaba casado con Alicia y tenía una hija, Natalia, que hoy tiene 37 años. “Desde muy joven entendió que la tarea de un docente no se trataba sólo de enseñar bien tal o cual deporte. Para él, la educación era su camino de lucha”, recuerda hoy Natalia.
Desde la docencia, Chinetti se relacionó con los barrios más humildes, como la Villa 31, y así comenzó a pasar los veranos en el sur, en un proyecto educativo llamado “Las Promesas”, contó la hija del docente. “Según cuenta mi madre, esa experiencia fue la que lo convenció de que la educación iba a ser el lugar por donde iba a empezar su militancia”, agregó.

“A Jorge le tocó hacerse cargo de los chicos de la villa de Retiro, quienes eran quizás los que más sufrían el efecto de las grandes desigualdades propuestas por el sistema capitalista imperante en el mundo. Las contradicciones las tenían en sus narices, ya que mientras ellos no tenían luz, agua, cloacas, los vecinos de enfrente vivían en el Sheraton, uno de los hoteles más caros y lujosos de aquella época”, recordó Alicia, su esposa, en un texto que fue escrito para los alumnos de la escuela.

Esa vocación fue la que lo llevó a la militancia política, muy vigente en aquellos días. Comenzó a integrarse en agrupaciones sindicales y más tarde “participó en la discusión y planificación del accionar sindical con compañeros de la Juventud Trabajadora Peronista (JTP)”, relató Natalia. Cuando Chinetti fue secuestrado por un grupo de tareas, en Villa del Parque, Natalia tenía apenas dos meses.

Fuente: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario