Buenos Aires, 21/09/2017, edición Nº 1772

Escribanos porteños se quejaron por las subas en el impuesto a los Sellos

El Colegio de Escribanos de Buenos Aires le expresó ayer al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, su malestar por la determinación de aumentar las alícuotas del Impuesto de Sellos que se operará a partir del año próximo. (Ciudad de Buenos Aires) Este incremento se incluye en la ley que dispuso el traspaso del sistema de subterráneos al gobierno de la Ciudad, y causó voces en contra desde distintos sectores. “A...

El Colegio de Escribanos de Buenos Aires le expresó ayer al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, su malestar por la determinación de aumentar las alícuotas del Impuesto de Sellos que se operará a partir del año próximo.

impuesto-sellos-agip-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) Este incremento se incluye en la ley que dispuso el traspaso del sistema de subterráneos al gobierno de la Ciudad, y causó voces en contra desde distintos sectores.

“A muy poco de sancionada la ley tributaria para el año 2013, lo que se supone que fue consecuencia de un pormenorizado estudio de las autoridades, se modifica el texto de la misma para atender una necesidad fiscal totalmente ajena al hecho que se grava”, sostuvo la entidad a través de un comunicado que recogió los planteos elevados por la entidad a Macri.

“El Poder Ejecutivo previó financiar este sistema de transporte mediante un gravamen a los combustibles lo que pareciera razonable como modo de desalentar la utilización de vehículos particulares y, a la vez, mejorar el transporte público. Tal iniciativa tenía una razonabilidad indudable. Sin embargo durante el debate legislativo, con la finalidad de superar observaciones de algunos legisladores, se varía la propuesta tributaria y se decide cargar el financiamiento del servicio de transporte subterráneo a actividades que nada tienen que ver con el mismo. Esto es a todas luces irracional”.

El Colegio de Escribanos de Buenos Aires también hizo referencia a otros aspectos negativos que tiene la nueva legislación que entrará en vigencia en los próximos días. Así, marca que “la norma que cuestionamos establece que en materia de transferencia de inmuebles la alícuota del 2,50% pasaría a ser del 3,60% representando un sensible incremento porcentual del orden del 44 por ciento”.

La entidad entiende que este crecimiento tributario que se dispuso impactará en las operaciones de compra venta de inmuebles y particularmente en el ámbito de la construcción, que ya está seriamente complicado por las restricciones cambiarias vigentes.

Comentarios

Ingresa tu comentario