Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Escándalo: sobreprecios de hasta 170% en la compra de vagones de tren

Un informe de la Auditoría General de la nación da cuenta de una de los casos de corrupción más graves ocurridos durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner: la compra de vagones para el ferrocarril Sarmiento, con escandalosos sobreprecios. El caso involucra las gestiones de Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, ambos ex secretarios de Trasnporte. Todos los auditores, incluidos los oficialistas, firmaron el informe sin presentar objeciones. Casi...

Un informe de la Auditoría General de la nación da cuenta de una de los casos de corrupción más graves ocurridos durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner: la compra de vagones para el ferrocarril Sarmiento, con escandalosos sobreprecios. El caso involucra las gestiones de Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, ambos ex secretarios de Trasnporte. Todos los auditores, incluidos los oficialistas, firmaron el informe sin presentar objeciones.

Casi la mitad de las onerosas formaciones hoy está fuera de servicio, porque su estado de conservación que las hace inútiles. La Tragedia de Once no fue una casualidad.

Cirigliano-Cristina-Schiavi-Sarmiento-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) No hubo análisis técnicos, económicos ni comerciales que sustenten las compras; el 44 % del material rodante adquirido está fuera de servicio; no se previó que hubiera nadie de la Secretaría de Transporte cuando se entregaron los bienes ni hubo un acta de recepción; parte de los vagones y locomotoras iban a modernizar la línea Sarmiento; los contratos no tienen aprobación ni autorización del gasto; se pagó sin tener la documentación que exigía el contrato; tampoco intervinieron los servicios jurídicos en los acuerdos previos; las compras se realizaron durante las gestiones de los procesados Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.

El trabajo de la Auditoría resalta que no se inspeccionó lo que se iba a comprar y hubo inconsistencias entre lo adquirido y lo recibido; el valor abonado por las unidades triplas diésel s/593 supera entre el 117% y el 171 % el valor ofertado por Renfe para estas unidades en el estado actual; hay diferencias de un 34% en el seguro, transporte y los gastos.

Se pagó, además, por obras de rehabilitación de unidades, sin que los trabajos se hubieran efectuado; se acordó que, como los españoles no dieron la comprometida asistencia técnica para el desembalaje y transporte del material, se lo sustituía en el contrato por la entrega de material para “interiorismo y rehabilitaciones”, pero el monto resultante de esa sustitución no tuvo el destino previsto; con respecto a los contratos con Portugal, los auditores advirtieron; el 51% de las triplas eléctricas adquiridas (trenes eléctricos) están siendo usadas con una locomotora diésel.

Pese a que el material se compró listo para operar, 22 unidades tuvieron que ser reparadas; el pago del contrato con Caminos de Ferro Portugueses se hizo sin autorización de la Secretaría de Transporte.

Comentarios

Ingresa tu comentario