Escándalo en La Plata: ¿al intendente le robaron $ 25 mil o...

Escándalo en La Plata: ¿al intendente le robaron $ 25 mil o 4,5 millones de dólares?

(CABA) La trama que podría conectar hasta el sistema de recaudación ilegal de la Policía es ésta: el 2 de marzo el suboficial Patricio Masana ingresó a la casa del jefe comunal, en el country Gran Bell, en la capital bonaerense, y robó 25 mil pesos. Es el monto denunciado por Julio Garro. Por ese delito, la fiscal Virginia Bravo detuvo al agente. Pero esta semana, Masana amplió su declaración en la fiscalía y –según su abogado Alejandro Montone-, detalló que el dinero robado era 4 millones y medio de dólares en una valija, y 1 millón y medio en una mochila. Además, siempre de acuerdo con esa declaración, había 700 mil pesos termosellados del Banco Provincia y un ente municipal.

Masana es vecino de Garro en el Gran Bell. Gana 18 mil pesos, alquila por 40 mil pesos y paga expensas concurrentes con ese alquiler top (8.000). Es encargado de la liquidación de horas Cores en la Policía bonaerense. Y también se lo investiga por su presunta participación en “cajas negras” de la fuerza, conformada con manejo irregular de esos adicionales.

No obstante, la fiscal Bravo se encuentra en la obligación de revisar esta cuestión. Masana declaró que actuó con un cómplice, que hizo de “campana” y que luego del robo se repartieron el botín en una localidad del Conurbano.

Ante la derivación del caso, Garro denunció como “absolutamente falsa, absurda” y “parte de una maniobra de extorsión” la afirmación del policía. “Es un episodio ligado a la pelea contra las mafias que emprendimos apenas iniciada la gestión ”, dijo el alcalde de la capital bonaerense.

Masana está exonerado de la fuerza por decisión del ministerio de Seguridad. “Como nos opusimos con mis abogados a convalidar su pedido de prisión domiciliaria, ahora busca extorsionarnos con esta mentira”, completó Garro.

“Es una persona que fue exonerada de la Bonaerense por el manejo irregular de horas adicionales; que tenía drogas y armas en su casa; que no puede justificar sus ingresos, y que forma parte del escándalo de los sobres de la Policía”, insistió Garro.

En forma llamativa, el abogado defensor atribuyó a su cliente su condición de “víctima del sistema” por que “le enseñaron (en la Policía) a manejar las horas Cores”. Manejaba otras cosas: entre ellas una camioneta Mercedes-Benz y un estilo de vida poco concordante con sus ingresos.

Aún así, si demuestra que el monto fue millonario en dólares el intendente tendrá un problema. Una filmación de su propio robo compondría una versión surrealista del delito.

S.C.