¿Qué errores deben evitarse en las redes sociales?

¿Qué errores deben evitarse en las redes sociales?

(CABA) Las redes sociales han cambiado la forma de ver la vida y de socializar. Nos acercan a familiares y amigos, nos reencuentran con personas del pasado y nos invitan a forjar nuevas amistades. Sin embargo, esta herramienta que nos mantiene en contacto con otros, puede revertir sus bondades (un arma de dos filos) si no se utiliza de la manera adecuada.

De acuerdo con algunos estudios científicos, Facebook puede afectar o beneficiar el autoestima de los usuarios a partir del impacto que generan sus publicaciones, fotografías y videos, por lo que muchos (las mujeres, sobre todo) se esfuerzan continuamente por alcanzar esta “popularidad virtual” sin importar a lo que tengan que recurrir. De modo que para evitar dañar tu imagen, te comparto unos ejemplos de lo que NO debes hacer en las redes sociales:

1. Fotos provocativas

La primera impresión es la que cuenta, por eso tenés que cuidar el tipo de imágenes que pones de perfil y que subis a tu muro. La “moda” de colgar fotografías con poca ropa o posiciones sugestivas se ve, sobre todo, en adolescentes (aunque no se restringe a este grupo), que no se detienen a pensar que estas imágenes pueden ser utilizadas con fines ilegales y peligrosos. Es entendible que busquemos vernos bien en las fotos, pero elegir nuestro mejor ángulo o una iluminación que nos favorezca debe ser suficiente.

2. No aceptes a desconocidos

Desde pequeños nos enseñan que no debemos hablar con desconocidos, y es una medida que hay que llevar a las redes sociales. El tener muchos “amigos” te convierte en alguien muy popular en el mundo virtual, algo que en la realidad puede resultar peligroso, pues detrás de las cuentas falsas y el anonimato que ofrece internet, a veces se esconden personas con malas intenciones: estafadores, pederastas, violadores, e incluso organizaciones de trata de blancas, que al agregarte como amiga tienen acceso a tus fotos e información personal, lo que pudiera convertirte en víctima de cualquier tipo de delito. Así que aceptá solicitudes solo de personas que conozcas; más vale un amigo menos que un problema más.

3. Indirectas directas

Somos libres de publicar lo que queramos en nuestras cuentas de redes sociales, pero escribir indirectas hacia las personas con quienes estamos enojadas es un gesto bastante inmaduro; si tenéss algún problema, tratalo directamente con la persona en cuestión.

 

4. Acosar

Esto no se trata más de acosar o atosigar a alguien, ya sea el novio, esposo, amigo o cualquier persona de la que pases mucho tiempo pendiente de sus publicaciones en redes sociales. Está bien acercarse de pronto a los muros de otros (para eso es esta red social), pero de eso a obsesionarte con lo que publica alguien no es sano; mejor invertir tu tiempo en actividades más productivas y saludables.

5. Un poco de privacidad

Las redes sociales son una plataforma en la que los demás se enteran de nuestra vida: si estrenamos zapatos, vamos al gimnasio, estamos agripados o es nuestro primer día de trabajo. Publicamos todo tipo de contenido, pero debes establecer un límite entre lo que quieres compartir con tus amigos y tus problemas personales; a pocos les interesa saber por qué terminaste tu relación.

6. Lo que sea por un like

Se ve este tipo de juego en los muros de jóvenes, cuyo objetivo es ganar likes a partir de retos. Las publicaciones van desde asuntos como “dame un like y publico un saludo en tu muro” hasta cuestiones mucho más delicadas como “10 likes y confieso cuántos novios he tenido” o “50 likes y publico una foto sexy”. Esta es una pésima forma de ganar popularidad.

 

7. Compararse

Las redes sociales nos venden la idea de que todo el mundo es feliz todo el tiempo. Abundan las fotos de bodas, fiestas, viajes, comidas en lugares hermosos y familias felices. Toma en cuenta, sin embargo, que la mayoría comparte solo momentos felices y se reserva los malos ratos para casa. Esto a veces puede confundirte, sobre todo si no pasas por un buen momento en tu vida, así que tomalo con calma, agradecé por lo que tenés y por la felicidad que hay en la vida de otros. NT