Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Epszteyn cuestionó el costo de las obras del metrobus

El Auditor General de la ciudad dijo que en la avenida 9 de Julio el costo del kilómetro de obra fue seis veces superior a lo abonado en el corredor sur. (CABA) Epszteyn indicó que en el centro porteño, el costo rondó los 64 millones de pesos y resaltó que “llama la atención cosas que hay en los dos lugares y que se han cotizado en forma diferente en un...

El Auditor General de la ciudad dijo que en la avenida 9 de Julio el costo del kilómetro de obra fue seis veces superior a lo abonado en el corredor sur.

450

(CABA) Epszteyn indicó que en el centro porteño, el costo rondó los 64 millones de pesos y resaltó que “llama la atención cosas que hay en los dos lugares y que se han cotizado en forma diferente en un lado y en el otros, siendo que la obra se realizó el mismo tiempo”.

Sobre las diferencias, explicó que más allá del hormigón que separa la traza entre los colectivos y los autos, llama poderosamente la atención “el tema de baldosas, por ejemplo o protectores de cámaras”.

En tal sentido explicó que resulta llamativo que “baldosas de alerta, baldosas peltre, tengan diferencias de costos superiores al cien por ciento, siendo que es la misma baldosa”.

Si bien dijo no tener presente el valor del kilómetro de subterráneo, Eduardo Epszteyn afirmó que queda claro que con la inversión realizada sobre la avenida 9 de Julio de alrededor de 400 millones de pesos, se podría haber mejorado muchísimo el servicio de subterráneo.

El funcionario indicó que “se han utilizado mecanismos de pago de adicionales a lo largo de toda la obra superando largamente lo que son los porcentajes que se utilizan en general en adicionales de obra pública”.

Explicó “que la ley de obra pública plantea un máximo de adicionales del 20 por ciento y en este caso los adicionales lo han superado muchísimo ese porcentaje”.

Entre otras maniobras, Epszteyn hizo referencia a los huecos en el hormigón que separa a los autos de los colectivos y dijo que la colocación de plantas en ellos no estaba prevista y se contrató con el mismo proveedor.

Además, dijo que aún, como medida más extrema, se contrató por adicionales al mismo proveedor que construía las paradas de los colectivos, a quien le encargan que haga la playa para combis que se hizo en el estacionamiento que hay debajo de la 9 de Julio.

En es sentido, señaló que para esa playa se contrata a una empresa cuya contratación previa no tenía nada que ver con la obra en cuestión.

“Todas estas cuestiones se fueron incorporando como adicionales de obra hasta terminar en un costo superior a los 200 millones más de lo presupuestado. Se anunciaron 115 millones para empezar y se terminó en estas cifras que estamos hablando ahora”, dijo el Auditor General de la ciudad.

Fuente consultada: Radio Nacional

Comentarios

Ingresa tu comentario