Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Entidad defensora de los niños advirtió a Susana Giménez por la competencia entre bebés

Aseguran que en la competencia denominada Su Gateo los bebés "son expuestos como objetos de consumo y diversión de los adultos".

(CABA) Luego de un regreso con números de rating bendecidos por la falta de fútbol, Susana Giménez se enfrenta a una advertencia de una entidad defensora de los niños. El Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (Casacidn) advirtió ayer por la competencia a los que se somete a dos bebés en el segmento del programa de la diva argentina llamado “Su gateo” y aseguró que los niños “son expuestos como objetos de consumo y diversión de los adultos”.

El organismo, que tuvo activa participación en la defensa del niño abusado por el sacerdote Julio Grassi, indicó que en ese segmento del programa -en el que dos bebés gatean en una competencia para ver quien llega primero a una meta-, “hay una evidente manipulación de los bebés”.

“Lamentablemente no es la primera vez que se da en la televisión argentina y exige que se tomen las medidas necesarias para poner fin a las violaciones de los derechos de chicos y chicas que representa”, destacó Casacidn.

El comité precisó además que “la desvalorización que hay detrás de la presentación de los niños y las niñas en los programa se corresponde con una imagen de infancia, promovida desde los medios, que los expone así a diversas situaciones de violencia” y, en este punto, citó cuando una mamá tironea a su hija para que llegue antes a la meta y así ganar la carrera.

“Tampoco se cumple con la norma establecida por la Ley de Radiodifusión que prohíbe la presencia de menores de 12 años después de las 22 en cualquier programa realizado en vivo“, según indicó la entidad.

Además, Casacidn sostuvo que es necesario “poner fin a las violaciones de los derechos de niños y niñas en este caso particular, y trabajar para que los medios y la sociedad entiendan que los chicos son sujetos portadores de derechos que deben ser respetados, que son vulnerables a lo que los medios dicen sobre ellos y a las imágenes que sobre ellos construyen”.

El organismo recalcó que los niños “deben ser protegidos contra cualquier forma de violencia, incluida aquella que, como en este caso, ejercen los medios de comunicación”. NR

Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario