Buenos Aires, 15/12/2017, edición Nº 1857

Encuentran una vaina en el mismo lugar del cuerpo de Benedit

Este hallazgo podría reforzar la hipótesis del suicidio. (CABA) Uno de los grandes misterios en torno a la muerte del financista Mariano Benedit finalmente se resolvió a primera hora de hoy. Los investigadores informaron el hallazgo de la vaina de la bala que presuntamente terminó con la vida del asesor financiero. La cápsula se encontraba a menos de un metro de donde apareció el cuerpo de Benedit, en Costanera Sur,...

Este hallazgo podría reforzar la hipótesis del suicidio.

Mariano-Benedit_CLAIMA20141217_0106_36

(CABA) Uno de los grandes misterios en torno a la muerte del financista Mariano Benedit finalmente se resolvió a primera hora de hoy. Los investigadores informaron el hallazgo de la vaina de la bala que presuntamente terminó con la vida del asesor financiero.

La cápsula se encontraba a menos de un metro de donde apareció el cuerpo de Benedit, en Costanera Sur, y corresponde a una bala de pistola calibre 9 milímetros como la que estaba junto al cadáver y pertenecía al propio financista.

Uno de los jefes de la investigación señaló que “la vaina no estaba a la vista. La encontraron en la base de un arbusto, en el radio donde se estaba haciendo la búsqueda“.

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, se hizo presente en el lugar y detalló que el hallazgo fue realizado mediante la utilización de “un detector de metales” que pertenece a un equipo del Ejército especializado en “buscar minas“.

No había posibilidad de suicidio si no había vaina en el lugar. La vaina la encontramos“, aseguró el funcionario, aunque aclaró: “Esto no significa que cerremos esto como un suicidio. Hay que analizar un montón de pruebas. No tenemos cerrado el caso“.

La vaina era el último elemento que los investigadores necesitaban encontrar para inclinarse definitivamente a la hipótesis del suicidio.

Frente a las dudas del primer día, ayer la autopsia aclaró que Benedit tenía un disparo que ingresó por el lado derecho de su cabeza -no por el izquierdo como se dijo al principio-, lo que también avala la teoría del suicidio, ya que la víctima era diestra y el arma apareció tirada más cerca de su mano derecha.

Además, una pericia específica determinó ayer que el financista tenía restos de la deflagración de un disparo en su mano derecha, lo que robustece la hipótesis de que él mismo se efectuó el disparo.

Comentarios

Ingresa tu comentario