Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

En su aniversario 50, renuevan con más tecnología al Planetario

Durante los próximos seis meses afrontará un proyecto de puesta en valor que incluye cuadruplicar la calidad de la pantalla principal. También habrá obras para mejorar todo el entorno.

(CABA) Celebrar la historia con innovación y la identidad cultural con tecnología, son los dos obsequios más importantes que el Planetario Galileo Galilei, símbolo de la Ciudad, recibirá para festejar sus primeros 50 años. Por ello es que luego del receso de verano, en el que históricamente el edificio se mantiene cerrado entre el 15 de enero y el 15 de febrero, las puertas del espacio que nos remite a otras galaxias no volvieron a abrir.

Y así permanecerán hasta el tercer trimestre del año, tiempo estimado para los trabajos que lo ubicarán entre los complejos más modernos en su categoría. “Quisimos aprovechar el aniversario para convertirlo en un sitio que vuelva a convertirse en un ícono de la innovación, como en los 60 cuando se fundó, pero con tecnología del siglo XXI“, resume Andy Freire, ministro de Modernización, Innovación y Tecnología porteño. Desde el año pasado, el Planetario pertenece a la órbita del área que preside, por lo que las obras se van a realizar desde esa cartera con un presupuesto estimado de $ 95 millones.

La puesta en valor del edificio que representa, además del espacio astronómico de referencia para grandes chicos, un punto de encuentro por excelencia en el corazón de los bosques de Palermo, consiste en cuadruplicar la calidad de la pantalla principal que cubre todo el interior del domo, para que los visitantes puedan vivir nuevas experiencias sensoriales. En términos técnicos, se trata de pasar a una calidad de 8K, lo que va a convertirlo en uno de los 25 planetarios del mundo con esa calidad de imagen, sobre los más de 1.800 que existen en total.

También se va a restaurar todo el edificio, incluyendo la cúpula, vidrios y los revestimientos. Ciertos aspectos de la ambientación serán modificados, al tiempo que se van a renovar las oficinas del personal, en el subsuelo, que representan una parte activa en la incorporación de nuevas actividades. La sala y el espacio de museo también serán intervenidos.

“El anillo de saturno que hoy tiene aberturas de vidrio se van a reemplazar por pantallas LED, que van a cubrir unos 50 metros de extensión, mientras que será posible probar la realidad aumentada, experiencias robóticas y simuladores”, apuntan desde el Ministerio. El mapping, la tecnología que permite intervenir con imágenes determinadas superficies, será otra de los novedades que llegará a la media esfera. Con ella podrán simularse todo tipo de planetas, así como utilizar esta “pantalla” ovalada para tematizarla en fechas especiales.

“Es uno de los cinco monumentos porteños telegestionados, es decir, que mediante una aplicación podemos “tematizar” su superficie en función de acontecimientos que lo ameriten”, apunta Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, que trabajará coordinadamente con el ministerio de Freire en la renovación del Planetario. Y agrega a la lista otras mejoras que se sumarán al entorno verde que forma parte del Parque Tres de Febrero.

“Se van a mejorar los caminos, la iluminación, el lago con nuevas compuertas para que no rebalse con las lluvias, y el parque. También se va a sumar una fuente de aguas danzantes y un cartel corpóreo, y se va privilegiar el acceso por la calle Roldán para descongestionar Sarmiento”, indica Macchiavelli. Mayor cantidad de guardianes de plaza, y mejor ordenados sobre la superficie del parque, serán claves para que todos estos cambios perduren en el tiempo.

Durante el tiempo que duren las obras, el Planetario se mantendrá activo virtualmente, con propuestas educativas a través de las redes sociales, y con algunas actividades que se anunciarán oportunamente. En cambio, los talleres que se dictaban en el espacio quedan interrumpidos hasta su reapertura.

Más allá del presupuesto que supone una obra de esta magnitud, por el momento no se prevé que las entradas a las distintas actividades, y a las nuevas que se incorporen, sufran un aumento. Sin embargo, el sistema de venta si será modificado. “La incorporación de la venta online de entradas será el primer paso de esta experiencia, y también tendremos una nueva web que permita a todos tener información clara y planificar de manera sencilla su visita al Planetario“, adelantan desde Modernización.

Por último, y para que el Galileo Galilei quede inmortalizado en las fotos de turistas y residentes con nombre propio, hoy se lanza un concurso desde el área de Participación Ciudadana para que los vecinos elijan el nuevo logo del Planetario, a partir de cuatro propuestas diversas. NR


Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario