Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

En septiembre, la actividad inmobiliaria porteña cayó a la mitad

Es por el indiscutible cepo al dólar. La realidad se impone, y la economía no es obediente al relato. A nivel nacional, el  gremio de la construcción ya perdió 115 mil empleos y las proyecciones indican que antes de mayo serán 250 mil los obreros en la calle. (Ciudad de Buenos Aires) El Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires informó ayer que las ventas de propiedades en...

Es por el indiscutible cepo al dólar. La realidad se impone, y la economía no es obediente al relato. A nivel nacional, el  gremio de la construcción ya perdió 115 mil empleos y las proyecciones indican que antes de mayo serán 250 mil los obreros en la calle.

(Ciudad de Buenos Aires) El Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires informó ayer que las ventas de propiedades en septiembre cayeron un inédito 47%, y todo indica que 2012 va en camino de convertirse en el peor año en ventas en más de tres décadas.

En tanto, la respuesta oficial es elocuente: desde hace más de tres meses el Registro de la Propiedad Inmueble no informa sobre la evolución de las operaciones en la Capital Federal.

Según los datos de los escribanos porteños, en septiembre se firmaron 3247 escrituras de propiedades, lo que representa el peor septiembre desde que la entidad inició su medición, en 1998.

En términos absolutos, el panorama no es mucho mejor, y de hecho en los últimos cuatro años, para encontrar un número de operaciones más bajo, hay que retrotraerse al verano de 2009, cuando en los meses de enero y febrero las ventas apenas superaban las 2500 unidades. En pesos, las ventas de septiembre pasado alcanzaron los$ 1481 millones, lo que implica una baja interanual del 43,6 por ciento.

Que la caída en el número de escrituras haya sido superior a la de los montos de las operaciones permite anticipar que hasta ahora no se produjo un proceso generalizado de baja de precios y, de hecho, el valor promedio de cada operación se ubicó en $ 456.00, equivalentes a 97.000 dólares al tipo de cambio oficial, con una suba del 6,3% en pesos frente a 2011.

Las perspectivas para lo que resta del año son igual de preocupantes y, a menos que se produzca un cambio de tendencia muy marcado, 2012 terminará con ventas por debajo de las registradas en 2009, que fue el peor año para el secto, al menos desde que, en 1980, se comenzaron a publicar las estadísticas oficiales. De acuerdo con la medición de los escribanos, en los primeros nueve meses de este año se concretaron 35.081 operaciones, contra las 34.846 del mismo período de 2009, aunque con la diferencia de que hace tres años el último trimestre empezó a dar señales de recuperación de la demanda y en diciembre el mercado registró una variación positiva del 13,4 por ciento.

“Siempre intentamos ser positivos, pero la verdad es que todavía no vemos alguna señal de recuperación y de hecho la caída en nuestra actividad es mucho mayor que la indican las estadísticas de los escribanos. La mayoría de las inmobiliarias son firmas pequeñas y medianas que están muy volcadas al mercado de la propiedad usada y en este negocio las bajas llegan al 75 por ciento”, dijo Roberto Arévalo, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario